Organización medioambiental se opone a posible venta de energía a Argentina

0
329

Califican proyecto como “descabellado”. A fin de abordar dicha materia, la organización “Salvemos El Alto Maule” sostuvo una reunión con la diputada electa, Mercedes Bulnes.

TALCA. Como “descabellado” calificó la organización “Salvemos El Alto Maule” el proyecto de Enel que pretende transportar energía entre Chile y Argentina, en medio de una grave sequía que mantiene los embalses en un bajo nivel.
“Es descabellado siquiera pensar en llevar energía a otro país, cuando acá no nos sobra”, manifestó la coordinadora del colectivo, Bárbara Meneses. “Por un lado se nos dice que debemos darnos duchas cortas para ahorrar energía y por otro, tenemos que los mayores consumidores de agua son las empresas. Siempre la responsabilidad se le carga al más pequeño, al que hace menos daño, y a los más grandes, se les dan las facilidades para seguir abusando”, precisó Meneses, tras sostener una reunión con la diputada electa, Mercedes Bulnes (IND-CS), dirigida a abordar el tema junto a representantes de la organización.
“Este proyecto aparece justo en momentos en que Chile atraviesa la sequía más profunda y extensa de su historia y las reservas en los embalses son escasas. Me gustaría que el Ministerio de Energía entregue un balance antes del traspaso de mando y nos diga si efectivamente nuestro país está en una situación tan holgada como para vender energía y evitar el racionamiento. Yo asumo que no”, afirmó la futura parlamentaria.
La iniciativa “Interconexión Internacional de Interés Privado Los Cóndores (CL)-Río Diamante (AR)”, que instalaría 72 torres de alta tensión en el Paso Pehuenche, se encuentra en etapa de calificación en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), donde ha recibido alrededor de 500 observaciones.
“Me alegra que la ciudadanía se esté informando y organizando para enfrentar este proyecto que, al formar parte del Sistema Interconectado Central, no solo utilizaría recursos de la cuenca en San Clemente, sino de todo el país. Quienes deseen formular reparos ante el SEA disponen de plazo solo hasta el martes 1 de febrero”, advirtió Bulnes.
“Salvemos El Alto Maule” nació hace unos meses, para impedir la aparición de nuevas zonas de sacrificio en la región y proteger los territorios naturales. Está compuesta por la Fundación Andes Vertical, Geoparque Pillanmapu, la ONG Andes Sustentable, Modali, Trekking Chile, Codeff, la Asociación Gremial de Guías del Maule y la Municipalidad de San Clemente.