Maule: Denuncian quiebre de stock del test rápido para detectar VIH

0
371

Complejo escenario. El foco gubernamental se ha centrado en la pandemia por el Coronavirus, lo que conllevó la falta de disponibilidad de las pruebas para detectar la enfermedad de transmisión sexual.

Talca. Si bien el Covid-19, ha sido considerada como una de las peores pandemias sanitarias en los últimos 100 años, también existen otras como el VIH/Sida que sigue cobrando vidas en el país. Por ello, se hace importante un diagnóstico oportuno, que garantice un seguimiento y tratamiento eficaz.

En la región, la fundación Sida Maule, en voz de su director ejecutivo, Michael Díaz, denunció el quiebre de stock del test rápido para detectar la enfermedad de transmisión sexual. Si bien, desde la organización que representa Díaz, se ha hecho un esfuerzo por concienciar respecto al problema a través de campañas, la falta de exámenes rápidos dificultan el panorama.

“Efectivamente ha ocurrido un quiebre en la disponibilidad del test rápido en toda la red de salud del Maule, lo cual nos genera mucha preocupación. Por ello, estamos monitoreando de cerca la situación y le hemos pedido a la autoridad tomar medidas inmediatas para restablecer este dispositivo de salud, al menos en los hospitales de la región”, dijo el director Ejecutivo.

A juicio de Díaz, el acceso de la comunidad al diagnóstico del VIH, debe ser garantizado por el Estado. “No se entiende que a pesar de la grave disminución en los diagnósticos en el país, la autoridad  central del Ministerio de Salud, no haya tomado las medidas oportunas para evitar un quiebre de stock, y hoy nos encontremos sin opciones para atender este problema y con ello, se impide retomar con normalidad un tema tan sensible para la salud pública como lo es el VIH-Sida”, dijo.

ACUSAN NEGLIGENCIA

Recordemos que, el apoyo gubernamental en la lucha contra el VIH/Sida es fundamental para frenar los contagios y cumplir con el objetivo de erradicar el virus al 2030. De este modo, el líder de la fundación maulina, enfatizó que están en condiciones de mantener la disponibilidad de sus servicios, aunque recalcó que no pueden hacerse responsables de la función que corresponde a la red de salud.

“Acá hay una negligencia administrativa en el programa nacional de VIH-Sida y en la Cenabast, que no pudo prever que esta situación iba a ocurrir. Creemos que la Subsecretaria de Salud pública debería instruir una investigación sumaria para que estos hechos no vuelvan a repetirse. El diagnóstico oportuno es fundamental para lograr mantener a raya la transmisión del VIH”, concluyó el activista.