“La nueva Constitución tiene que ser hecha de la mano de la ciudadanía”

0
527

Entrevista. Diario La Prensa tomó contacto con la periodista, a fin de conocer su parecer respecto a lo que ha sido este poco más de un mes de funcionamiento que presenta la Convención Constitucional.

SANTIAGO. En contacto con diario La Prensa, la periodista Bárbara Rebolledo Aguirre realizó una evaluación de lo que a la fecha ha sido el trabajo que se ha realizado al interior de la Convención Constitucional. Cabe recordar que Rebolledo compitió como independiente en el pacto Vamos por Chile, utilizando un cupo de Evópoli, siendo electa por el distrito 17.

¿Cómo califica el trabajo que hasta el momento se ha llevado a cabo en la Convención?

“Yo creo que ha tenido de todo un poco. Tuvo un difícil comienzo, muy duro, sobre todo en términos de las relaciones. Afortunadamente, eso ha podido cambiar. Hoy estamos logrando establecer un mayor diálogo. Y eso es fundamental a la hora de obtener buenos resultados. Había como una animadversión, una forma como de pasarle la cuenta a la centroderecha, culpándola de los últimos 30 años, cuando la centroderecha ha gobernado solo siete. El resto lo ha gobernado la izquierda”.

Sobre las críticas que se han formulado al Gobierno por su trabajo a la hora de implementar la Convención ¿Las comparte?

“En un principio efectivamente sí hubo falta de un equipamiento técnico. Pero recuerda que acá todo debía ser resuelto por la Convención. Apenas asumió la mesa, decidió terminar con todas las licitaciones que había realizado la secretaría técnica, es decir, el Gobierno, entonces tuvimos que partir de foja cero. Al principio tuvimos problemas de computadores y espacio, sigue habiendo problemas de espacios, no nos alcanzan los tiempos para movernos al palacio Pereira, porque estamos en el ex Congreso, pero esto se podría resolver si el Senado nos prestara sus espacios”.

¿Qué le parece que se esté criticando que, a la fecha, todavía no se haya redactado algún artículo o alguna ley ¿A su juicio son justificables esas críticas?

“Entiendo que exista una expectativa de la gente de que nos pongamos a escribir la Constitución. Lo que pasa es que para escribir una Constitución a través de una Convención, lo que se hace primero es redactar un reglamento y ese reglamento no podíamos haberlo hecho antes. Tenía que ser dentro de la Convención”.

¿Entonces cuando se podría trabajar en eso que tanto espera la gente?

“Ojalá que luego, todo depende del reglamento. Hay un tiempo limitado de trabajo y por lo mismo, muchos tenemos ganas de que esto se acelere, pero no podemos pasar por alto temas que son importantes y que requieren de una discusión. No podemos hacerlo a tontas y a locas también. Hay que ser responsables en la construcción del reglamento, en el debate para la construcción del reglamento y hay que ser responsables en la escritura propia de la Constitución, en su redacción (…) Afortunadamente, ya estamos trabajando en comisiones. Yo estoy en la de Participación Ciudadana, donde hemos tenido un trabajo muy armónico, muy constructivo en el que hemos logrado grandes acuerdos, en un clima muy óptimo que ojalá se pueda replicar en el resto de la Convención. Ojalá que la nueva Constitución la podamos hacer con este clima”.

Se ha comentado la idea de llevar el trabajo de la Convención a regiones ¿Cómo se podría materializar eso?

“Existen algunas ideas de la que la Convención en algún minuto sea itinerante, o bien parte de la Convención. Tienes que pensar que mover a 155 personas es caro, no es menor el gasto que eso implica, tratándose de que es plata que sale de todos los chilenos, plata que no está considerada en el presupuesto que se aprobó el año pasado para esta Convención, o sea, habría que pedir plata extra, eso por un lado. Los que somos de regiones lo que más queremos es poder lograr la posibilidad de que las comisiones de Descentralización y de Participación Ciudadana se puedan desplazar a regiones. Queremos dar una muestra de que en los territorios se puede trabajar en conjunto con la ciudadanía y para eso, es bueno que en el reglamento lo podamos estipular. Los siete constituyentes del distrito 17, que es Maule Norte, estamos organizados para que apenas tengamos la semana distrital, podamos hacer cabildos y asambleas con la ciudadanía. Queremos que nos pregunten y explicarles lo que estamos haciendo y lograr que la gente se interese de este proceso y participe. La nueva Constitución tiene que ser hecha de la mano de la ciudadanía”.

¿Cuál es el espíritu que en general marca el trabajo de los miembros de la centro derecha dentro de la Convención? Se ha comentado que algunos simplemente buscan bloquear o frenar cualquier tipo de cambios.

“Mira, al igual que en la izquierda, en la centroderecha hay distintas miradas y percepciones, pensamientos y formas de ver el proceso por un lado y por otro hay distintas propuestas en materia constitucional (…) en todo caso es súper difícil que alguien de la centroderecha quiera bloquear, como dices, este proceso, porque no tiene los votos para hacerlo (…) Yo creo que, en general, la centroderecha lo que más tiene son propuestas de ideas, el problema es que estas ideas pocas veces son escuchadas. No lo digo por mí, porque yo he tenido muy buena relación con la gente, piensa que el mejor ejemplo es que los siete constituyentes del distrito 17 nos reunimos, almorzamos y convenimos trabajar en conjunto. Lo que yo quiero decir es que hay un sector de la izquierda que, aunque propongamos el oro y el moro, por el hecho de venir de este sector, lo van a castigar”.