Armada desaloja y clausura cabañas de conocida “toma VIP” en sector Maguillines de Constitución

0
914

Medida. Fue ejecutada en virtud de una orden de la Gobernación de Talca. Ninguno de los dueños de las viviendas, tenía permiso para ocupar terrenos fiscales.

CONSTITUCIÓN. En horas de la mañana de ayer se concretó el desalojo de la denominada “toma VIP”, ubicada en el sector de Maguillines, en la zona sur de esta comuna-balneario.

En ese lugar y en terrenos fiscales, un grupo de personas levantó un complejo compuesto por una veintena de cabañas de alta estándar y que eran arrendadas en toda época del año a quienes llegaban a la zona a practicar deportes acuáticos.

No obstante, nunca solicitaron los permisos correspondientes y ante lo cual la autoridad administrativa los conminó a abandonar el terreno, con orden de desalojo de por medio.  El plazo otorgado se cumplió el fin de semana, aunque hubo algunos propietarios que a última hora comenzaron a realizar trámites de regularización.

Fue así como efectivos de la Armada de Chile llegaron ayer temprano al lugar y clausuraron once cabañas, cuyas puertas y ventanas quedaron con huinchas y maderas clavadas para impedir el ingreso de moradores. Antes de eso, fueron sacados enseres de algunas de ellas.

Durante el procedimiento no hubo incidentes ni tampoco detenidos que se hayan opuesto a la medida, por cuanto ninguno de los propietarios estuvo en el terreno.

“Este procedimiento comenzó el 12 de mayo, cuando se notificó del desalojo voluntario del sector y si este no se realizaba, se iba a proceder con el empleo de la fuerza pública. Hoy (ayer) se procedió al desalojo de quienes no se habían retirado, encontrándonos con once estructuras que son de cinco propietarios… el procedimiento se realizó de forma pacífica”, declaró el capitán de Puerto de Constitución, capitán Diego Aguilera.

El oficial indicó que, a partir de ahora, todas las cabañas quedan a disposición del Fisco de Chile y que como medida precautoria se dispondrá de vigilancia para evitar otra “toma”.

“Hasta que una persona no obtenga su concesión marítima o alguna autoridad competente pueda decretar lo que se vaya a efectuar con las estructuras, hasta el momento es lo que se estaría realizando”.

Solo una de las cabañas no fue desalojada, por cuanto el dueño aun estaría dentro del plazo para abandonar voluntariamente el lugar.

QUEJA

“Nosotros hemos hecho lo que la ley pide, pero todo ha rebotado porque el sistema no funciona y nos han dado el portazo, pero la culpa no es nuestra. En lo particular, desde el 2017 que he estado realizando los trámites correspondientes, el problema es burocracia, principalmente”, declaró al canal Contivisión uno de los propietarios desalojados.