Región del Maule tiene 387 alumnos que han desertado entre Prekínder y Primero Básico

0
166

Análisis. “Es muy preocupante que hayamos tenido un alza en la deserción. No es lo que queremos, pandemia o no pandemia”, señaló seremi de Educación, Carlos Azócar.

Talca. Cifras preocupantes sobre deserción escolar entregó el Ministerio de Educación, lo que en el Maule se evidencia con el aumento de alumnos que han dejado sus estudios formales entre Prekínder y Primero Básico.

El fenómeno estaría directamente asociado a la pandemia, según la Secretaría de Estado. A nivel nacional, en el último año 39.498 alumnos de 1° Básico a 4° Medio desertaron del sistema escolar y se generó una situación aún más crítica en los más pequeños. Este año se registró el mayor número de abandono en la educación parvularia en una década, pasando de 4.960 niños que abandonaron el sistema en 2012 a 8.647 que lo hicieron en 2021.

Las mismas cifras reflejan que desde 2019 la cantidad de estudiantes de Prekínder que abandonaron el sistema se duplicó, pasando de 1.878 a 3.960 niños y niñas, realidad aún más preocupante en el nivel de kínder, donde hubo un aumento de la deserción de un 130% entre 2019 y 2021 (pasando de 1.965 a 4.687 niños).

Si bien en 1° Básico también aumentó la deserción en un 44%, en este nivel académico, la tasa de incidencia se mantuvo relativamente estable, pasando de 0,9% a 1,3%.

EL MAULE

A nivel regional, el seremi de Educación, Carlos Azócar, explicó que, si en el 2020 la deserción total entre Prekínder y Primero Básico sumaba un 1,7% de la matrícula, para este año alcanza a un 3,1% – equivalente a 387 estudiantes- con alzas en cada uno de los niveles.

Azócar recordó a las comunidades la importancia capital de las etapas tempranas de educación y su influencia en la reducción continua y sostenida de las brechas que puedan darse en los aprendizajes, además de recalcar el valor que tiene el reforzamiento de valores y buenos hábitos que los niños y niñas adquieren en sus hogares.

“Es muy preocupante que hayamos tenido en el Maule un alza en la deserción. No es lo que queremos, pandemia o no pandemia. Esta situación anómala va a terminarse y ni los padres que no hayan apoyado o elegido para sus pequeños la permanencia en el sistema, ni los profesores, podrán devolver ese tiempo de preparación y formación a los estudiantes. Es imperativo que las familias entiendan que la educación formal no empieza en Primero Básico, ese es el tercer piso de un edificio en construcción y si los pisos anteriores no tienen buenas fundaciones o no están bien construidos, la estructura nunca tendrá la solidez y fortaleza óptimas. Necesitamos que los más jóvenes estén en clases, online, presenciales, o mixtas según sea el paso en que se encuentren las comunas”, sentenció.