En un 43 por ciento bajaron delitos violentos en la provincia de Curicó

0
282

El trabajo preventivo también ha permitido disminuir en más de un 50 por ciento los ilícitos contra la propiedad.

CURICÓ. Pese a las innumerables dificultades que ha traído consigo la pandemia, Carabineros de la Prefectura Curicó ha elaborado diversos servicios en beneficio de la comunidad para disminuir los ilícitos y aumentar la sensación de inseguridad que muchas veces atemoriza a los vecinos, trabajo que ha permitido obtener positivas cifras disminuyendo en un 43 por ciento los delitos violentos y en un 53 por ciento los contra la propiedad.

Durante la última semana, en la puerta norte del Maule, el robo con violencia bajó en un 50 por ciento, el robo con intimidación en un  20 y así también el robo por sorpresa, que reflejó un descenso del 67 por ciento

Por otra parte, en lo que respecta a los delitos contra la propiedad, el robo de objetos desde vehículos disminuyó en un 22 por ciento,  el robo en lugar habitado descendió en un 53, el robo en lugar no habitado en 54 y el hurto reflejó una caída del 46 por ciento.

COMPROMETIDOS CON LA COMUNIDAD

El prefecto de Carabi-neros Curicó, coronel Óscar Muñoz, manifestó que “el esfuerzo de todos y cada uno de los funcionarios de la provincia de Curicó ha permitido brindar mayor seguridad a la ciudadanía que tanto lo necesita, los efectos de la pandemia han perjudicado a muchas familias y nosotros queremos entregarles lo más anhelado por el ser humano, “seguridad”. Trabajamos diariamente por mejorarnos cada día más, por estar cerca de quienes necesitan que les brindemos una mano y no cesaremos nuestro trabajo, nuestra vocación de servicio nos permite seguir adelante, con más fuerza y comprometidos con nuestra labor”.

En  lo que va del año, las cifras de los delitos de mayor connotación social han registrado una constante baja, por lo que se refleja el trabajo mancomunado entre la comunidad y Carabineros.

El coronel Muñoz aprovechó la instancia  para hacer un llamado a los jóvenes que todavía no asumen la importancia de respetar las disposiciones de la autoridad sanitaria, ya que a la fecha se siguen registrando personas detenidas por infringir el artículo 318 del Código Penal que tiene relación con poner en riesgo la salud pública.