Sorprenden a 13 personas al interior de salón de juegos en pleno toque de queda

0
587

Detenciones y sumario sanitario. Si bien tenía su “cortina abajo”, el recinto ubicado en calle Rodríguez, se encontraba “en pleno funcionamiento”, a pesar de no tener los permisos correspondientes para hacerlo, considerando el actual contexto marcado por la pandemia del Covid-19, en una comuna bajo Cuarentena y en horario de toque de queda.

CURICÓ. Un total de 13 personas fueron sorprendidas, durante la noche de este lunes, al interior de un local con máquinas de juegos en pleno centro de Curicó, el cual, si bien tenía su “cortina abajo”, se encontraba “en pleno funcionamiento”, a pesar de no tener los permisos correspondientes para hacerlo, considerando el actual contexto marcado por la pandemia del Covid-19. El hecho quedó en evidencia durante el desarrollo de una fiscalización que sumó a personal tanto de Carabineros, el servicio de Salud y de la gobernación provincial. Se trata de un recinto ubicado en la calle Manuel Rodríguez, frente al Mercado Municipal. Lo concreto es que, al quedar en evidencia que se estaba vulnerando el vigente toque de queda, en una comuna que además está bajo Cuarentena, quienes estaban dentro del local se ocultaron en el propio recinto, ocupando para ello distintas piezas y bodegas. Tras conseguir ingresar a las respectivas dependencias, luego de una búsqueda por distintos puntos, quienes participaron de dicha ronda lograron dar con el paradero de al menos 13 personas (ocho hombres y cinco mujeres), entre ellos un menor de edad de tan solo 11 años, quienes se “escondieron” a fin de evadir la responsabilidad que les compete. Cabe señalar además que se trata de personas que estaban accediendo a un servicio “sin portar ningún tipo de autorización”, en pleno horario de toque de queda, el cual, precisamente desde esta semana comenzó a regir a partir de las 21:00 horas. Las 13 personas que estaban en el salón de juegos, incluyendo al regente de origen oriental, fueron detenidas por Carabineros, siendo trasladadas hasta la Primera Comisaria de Curicó. Junto con ello, se dio curso a un sumario de carácter sanitario, por lo que los detenidos se arriesgan a tener que cumplir con millonarias multas.