Gremios ligados al comercio manifestaron su preocupación por nueva Cuarentena total

0
339

Por tercera vez en la comuna de Curicó. Por ejemplo, la dirigenta de Agreco, Valentina Bravo, expresó que existe mucho miedo de lo que pasará con el comercio en este período de confinamiento, puesto que, a estas alturas, ya son varios los locales que han debido cerrar sus puertas.

Curicó. Bastante preocupación existe en los gremios de microempresarios, debido a la nueva Cuarentena que comenzó a regir desde el sábado en la comuna de Curicó, situación que, en opinión de los dirigentes, deja en evidencia “lo erróneo” de las políticas implementadas por el Gobierno.

“Existe poca transparencia respecto a la forma en que se originan los brotes y nuevos casos; y la situación se vuelve aún más crítica con esta Cuarentena”, aclaró Reinaldo Cubillos, dirigente de la AG Descubre Curicó, quien agregó que son muchos los emprendedores que ya están “copados” respecto a su capacidad de endeudamiento.

“No podemos pedir más créditos y, algunos como el Fogape; contemplan una tasa de interés muy alta”, indicó Cubillos.

Junto a esto, existe inquietud por el alto número de personas contagiadas a diario y el desconocimiento respecto a la forma en que adquirieron dicha enfermedad. Por ejemplo, sobre aquel punto, las sospechas apuntan a las grandes empresas del sector frutícola.

“Exigimos la realización de un control exhaustivo dentro de la ciudad, no solo a quienes ingresan a Curicó, sino que también a quienes se desplazan por diversos puntos de la urbe”, precisó.

Agregó que también sería bueno tener el conocimiento sobre la cantidad de porcentaje de contagios que se generan en el ámbito familiar.

“Necesitamos revertir esta situación de la Cuarentena ya que, de lo contrario, el rubro del comercio minorista y turismo serán los más afectados”, enfatizó.

AGRECO

También la dirigenta de Agreco, Valentina Bravo, expresó que existe mucho miedo de lo que pasará con el comercio en este período de Cuarentena, ya que son varios los locales que han debido cerrar sus puertas.

“Desde junio del año pasado hasta enero del 2021, 65 centros comerciales han culminado sus actividades”, aseveró Bravo.

Además, la dirigenta expresó su molestia por el alto número de vendedores que trabajan en la calle y no pagan algún permiso por ello.

“Existe bastante desconsideración por parte de las autoridades. No se han implementado las medidas para evitar las aglomeraciones en las filas de los bancos y servicios públicos”, manifestó la dirigenta. 

“Sentimos que las autoridades abandonaron al comercio establecido, lo que considero muy injusto”, concluyó Bravo.