Personas con VIH denuncian que les están pidiendo un certificado para vacunarse contra el Coronavirus

0
660

Talca. La Fundación Sida Maule-Talca presentó un oficio ante la Contraloría General de la República, solicitando investigar los protocolos de actuación respecto al proceso de vacunación contra el Covid 19 en personas que viven con VIH.

El director ejecutivo de la Fundación, Michael Díaz, aseguró que el Servicio de Salud del Maule no ha dado cumplimiento a las instrucciones emanadas desde el Ministerio de Salud, en particular en el oficio 706 de las Subsecretarías de Salud Pública y Redes Asistenciales.

“Con mucha preocupación hemos tomado conocimiento que el Servicio de Salud del Maule ha incumplido su deber de asegurar la confidencialidad de los diagnósticos del VIH, garantizados en la Ley del Sida, y con su actuar negligente ha permitido que los centros de salud soliciten certificados para acreditar la condición clínica, haciendo caso omiso a una instrucción directa de las autoridades del Ministerio de Salud”, sostuvo.

El directivo precisó, además, que “desde el programa nacional se cursó un oficio a todos los Servicios de Salud del país, en el cual se les instruye que no es necesario que se solicite o exija documento, exámenes o certificados que acredite la condición de VIH y el estado inmunológico, pero aun así en pleno proceso de vacunación, las autoridades comunales de Salud no han recibido información por parte del Servicio de Salud del Maule, lo que ha entorpecido este importante proceso de vacunación en personas que viven con VIH”.

FALTA DE INFORMACIÓN

La ONG Maulina también denunció lo que tildó de “escasa información entregada por el Ministerio de Salud. Hemos solicitado en reiteradas oportunidades información sobre la atención, entrega de medicamentos y proceso de vacunación para las personas que viven con VIH y que son atendidos en los Hospitales de Talca, Curicó y Linares, pero solo nos han entregado datos desactualizados, imprecisos y genéricos, por lo cual nos han obligado a tener que acudir a la Contraloría, a fin de garantizar los derechos de nuestra comunidad”.

Díaz sostuvo que el programa VIH pasa por un momento desafortunado y que han solicitado la intervención directa de la Subsecretaria de Salud Pública. 

“Acá se requiere de un proceso de monitoreo y fiscalización, ya que no es posible que una materia tan importante para la salud pública, las acciones implementadas no se ajusten a las recomendaciones internacionales ni a los propios protocolos ministeriales, por el contrario, hemos recibido muchas denuncias de usuarios a los que no se les ha garantizado la entrega de medicamentos o la falta de stock de insumos para exámenes de recuento de carga viral y CD4, que son garantías GES en nuestro país y que son fundamentales para el control del VIH”, finalizó Díaz.