“En plena pandemia el agro sigue trabajando y gracias a ello no han faltado los alimentos”

0
351

Temas. La secretaria de Estado también destacó la forma como se ha abordado la entrega de ayuda a los agricultores maulinos afectados por el temporal veraniego; la vital trascendencia que tiene para el sector la aplicación del Censo Agrícola; y las acciones que desde el Ministerio se están implementando para afrontar la escasez hídrica.

De visita en la Región del Maule, donde cumplió diversas actividades en las comunas de Talca, Pelarco y San Javier, la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, sostuvo una entrevista con diario La Prensa, en la que valoró el hecho que el sector agrícola no haya detenido su producción en plena pandemia del Coronavirus, lo que a su juicio ha sido clave para que no falten los alimentos.

Asimismo la secretaria de Estado destacó la forma en cómo se ha abordado la entrega de ayuda a los agricultores maulinos afectados por el temporal de febrero pasado; la vital trascendencia que tiene para el sector la eficaz aplicación del Censo Agrícola; y las acciones que desde el Ministerio de Agricultura se están implementando para afrontar el tema de la escasez hídrica.

¿Cómo evalúa el proceso de entrega de ayuda de emergencia a los agricultores de la Región del Maule afectados por el sistema frontal veraniego que causó serios daños en los cultivos?

“Apenas ocurrió este frente de mal tiempo nos conectamos con la región y lo primero que hicimos fue un catastro, que se prolongó por varios días, ya que los efectos del frente no se visualizaron solo en el momento, sino que había que analizar lo que se produjo con las lluvias y con el calor que hubo posteriormente. A la fecha tenemos alrededor de cuatro mil agricultores afectados, de los cuales cerca de tres mil son usuarios de Indap. Hoy (ayer) justamente estuvimos entregando recursos en la comuna de Pelarco a agricultores que vinimos a ver cuando recién se había producido la caída de las lluvias. El Indap ha estado en un acompañamiento a los agricultores en etapas, la primera de las cuales fue la entrega de un bono de emergencia de 200 mil pesos que ya está casi completamente distribuido; y luego en una segunda etapa se ha comenzado a entregar recursos mayores que pretenden ayudar a los productores a parar los invernaderos y así preparar la temporada de invierno. Ahora con los agricultores que no son Indap, lo que estamos haciendo es a partir de los fondos que el intendente ha gestionado con el Gobierno Regional que son mil millones de pesos, poder apoyarlos a levantarse en esta etapa de inicio de temporada. Así que  disponemos de 500 millones del Indap y de mil millones del Gobierno Regional para enfrentar esta emergencia”.

Considerando que en el Maule la actividad agrícola tiene una alta injerencia en la economía y productividad regional ¿Qué expectativas tiene respecto de la aplicación del Censo Agrícola en la región?

“El Censo Agrícola es un instrumento muy esperado por todos porque nos entrega información para la mejor toma de decisiones. El último Censo es de 2007, de manera que ya han transcurrido trece años en los cuales ha cambiado la estructura productiva de esta región y de todo el país, por ende para nosotros es muy importante tener esta información que ahora incluye datos más detallados, por ejemplo del agua, de medio ambiente y sobre la estructura social vinculada a la actividad agrícola. Entonces este Censo, que va a ser una foto de la situación al día de hoy, no solamente nos sirve para caracterizar, sino que también en la otra función del Censo que nos va a dar este marco muestral para preparar todas las encuestas intercensales que después nos permiten tomar buenas decisiones”.

¿Cuáles son las principales medidas y acciones concretas que desde el Ministerio de Agricultura se están implementando en el Maule para abordar el problema de la escasez hídrica y facilitar el riego agrícola para los productores de la zona?

“El agua es uno de los ejes estratégicos para nuestro ministerio, entendiendo que es el bien esencial para poder producir alimentos. Los agricultores transformamos el agua en alimento y en ese sentido el Ministerio de Agricultura tiene mucho que hacer. Hemos duplicado a nivel nacional el presupuesto de la Comisión Nacional de Riego (CNR), hoy (ayer) vine a la región con el director de la CNR para inaugurar el revestimiento y la compuerta automática del canal Melozal, en la comuna de San Javier, ocasión en la que se destacó que del presupuesto total de la CNR, que llega a los 120 mil millones de pesos el año pasado aproximadamente 25 mil millones se quedaron en la Región del Maule. Esta es la región que más recursos postula a la Comisión Nacional de Riego. Ahora tenemos claro que ya no solamente estamos frente a una emergencia hídrica, sino que llevamos más de diez años de sequía en varias de las regiones de nuestro país, de manera que esta es una condición que llegó para quedarse. Frente a ello no solamente vamos a necesitar reaccionar cada año, sino que planificar el mediano y largo plazo. Con la Comisión Nacional de Riego e Indap, que también tiene proyectos para la agricultura familiar campesina, vamos caminando en esa línea porque para esta región sin duda el agua es fundamental y desde la agricultura el buen uso del recurso, el cuidar cada una de las gotas de agua que tenemos para hacer un mejor uso de esta, va a hacer la diferencia en el largo y mediano plazo”.

Se sabe que la pandemia del Coronavirus ha afectado transversalmente el tejido social, económico, laboral y productivo del país. En ese sentido, ¿cuáles han sido los efectos más significativos que ha provocado la emergencia sanitaria en el sector agrícola nacional y regional?

“Esta pandemia nos ha afectado a todos como país en varios aspectos y para el sector agrícola tampoco ha sido ajeno, pero la agricultura ha podido seguir trabajando. Creo que eso es lo primero que hay que agradecer a los agricultores de esta región y de todo Chile, que han seguido trabajando y eso nos ha permitido con mucho orgullo decir que a los chilenos no les ha faltado alimento. De manera que en ese sentido debemos agradecer al sector agrícola que después de un año en emergencia sanitaria, continúan produciendo. Pero eso no significa que no hemos tenido problemas. Para ello hemos tenido que ponernos de acuerdo toda la cadena, ya que esto no es solamente producción, sino que tenemos que entender que esta es una cadena que debemos coordinar desde la agricultura familiar campesina, los transportistas, los feriantes, los mercados mayoristas y los distintos actores de la cadena para que finalmente llegue el alimento a las casas. Ese desafío de poder coordinarnos dentro de la cadena ha sido muy importante y también preparar las cosechas, los períodos de mayor demanda de mano de obra con protocolos para proteger la salud de las personas. Y finalmente desde la agricultura estamos orgullosos también de la campaña de vacunación porque llegó a las 345 comunas rurales del país en el mismo momento.