Gobierno declara emergencia agrícola para el Maule y ayudará a productores afectados

0
464
Fue el intendente Juan Eduardo Prieto quien solicitó la emergencia agrícola a las autoridades centrales del agro.

Juan Eduardo Prieto. El intendente regional aseguró que gracias a esta medida se dispondrán recursos para ir en ayuda de quienes resultaron damnificados. 

TALCA. El Gobierno, finalmente, declaró emergencia agrícola para la Región del Maule para ayudar a productores que resultaron seriamente afectados durante el reciente sistema frontal.

El anuncio lo realizó el intendente, Juan Eduardo Prieto, quien hizo la respectiva solicitud a las autoridades centrales. Apuntó que la medida ayudará a disponer de recursos para ir en ayuda de quienes resultaron damnificados.

“Declarar Estado de Emergencia Agrícola es una medida administrativa, que permite tener un respaldo para ciertas acciones como redestinar recursos, colocar recursos en otros sectores, flexibilizar fechas, adelantar concursos, focalizar instrumentos, entre otros”, precisó.

La máxima autoridad maulina enfatizó que lo más importante es que todos los agricultores afectados completen su encuesta de daños. Dijo que lo anterior, podrá dimensionar el daño y orientará respecto a qué tipo de apoyo se les puede entregar a agricultores medianos y chicos que no pertenezcan a Indap (Instituto de Desarrollo Agropecuario).

“Hoy día, lo más importante es hacer un llamado a todos los agricultores a llenar su encuesta de daños, lo pueden hacer en cualquier oficina de Indap, Prodesales, Municipios, Oficinas del SAG e incluso en las oficinas de Conaf. Así se podrá dimensionar el daño y ver qué tipo de apoyos se les debe entregar a los agricultores medianos y chicos, que no formen parte de Indap” dijo el intendente Prieto.

RECURSOS

Por su parte, el seremi de Agricultura, Luis Verdejo, explicó que serán focalizados recursos del Incentivo al Fortalecimiento a la Producción (IFP) a 64 agricultores que necesitan reparar sus invernaderos, a causa del frente que se registró. El incentivo es de un monto de $1.500.000”.

La ministra del agro, María Emilia Undurraga, quien recientemente visitó la región, destacó que “esta emergencia requiere que en ciertos rubros y ciertos agricultores puedan levantarse cuanto antes. Desde hoy, día vamos a tener disponible este fondo que va a permitir aplicaciones y labores para volver a pararse en aquellos rubros que todavía tienen la oportunidad de poder terminar de mejor forma la temporada y terminar la cosecha de mejor forma”.

Debido a las intensas lluvias y granizadas, los cultivos más dañados fueron uvas viníferas y arándanos por partidura de fruta, algunos trigos tardíos que se tienden por la lluvia y hortalizas como tomates y cebollas. No obstante, una vez finalizado el catastro de daños, se definirá de qué forma se orientarán las ayudas económicas y a través de qué institución.