Pierden, sufren y lamentan su mala racha

0
370
Ahora se vienen 3 partidos de local en La Granja, ante Unión Española, Wanderers y la Universidad de Chile.

Estancados. Los albirrojos han ganado solo 1 de sus recientes 9 juegos. Ayer perdieron ante La Serena y desperdiciaron la opción de ganar créditos en la tabla general y respirar más tranquilos en el promedio por la permanencia, que ya los tiene claramente comprometidos. Escasez ofensiva marcaron la tónica de un Curicó Unido al debe, aunque aún con chances de lograr sus objetivos de la temporada. 

LA SERENA.  Cielos despejados sobre el estadio La Portada y arbitraje de José Cabero, para este duelo pendiente válido por la fecha 26 de la Primera División. Los locales dirigidos por Miguel Ponce alinearon con López, Magnasco, Agüero, Fasson, Durán, Poblete, Leyton, Barrientos, Valdés, Salinas y Suazo. Curicó Unido en tanto, lo hizo con Cerda, Buss, Bechtholdt, Rojas, Ibacache, Godoy, Cortés, Corral, Cavalleri, Castro y Harding. 

AL DEBE

Mayor dominio del balón del local, aunque un trámite parejo marcó la tónica de los primeros minutos del partido, que no tuvo real peligro de gol en un arco y otro en toda la primera fracción. El Curi intentaba perforar y sacudirse lo trabado del encuentro con atrevimientos a una velocidad mayor en los pies de Ibacache y Castro, aunque terminaba estrellándose con el muro defensivo granate, tal como el local que siempre chocó con los eficaces Bechtholdt y Rojas. 

Poco a poco el equipo de Palermo ganaba confianza en la cancha serenense y se atrevía a soltar riendas e ir por más, pese a ello ambas defensas seguían imponiéndose por sobre las ofensivas y el juego se realizaba lejos de los arcos, sin grandes ocasiones de gol, tiñendo de gris un opaco 0 a 0. 

Un desviado y trabado remate de Ibacache y un centro de Magnasco que alcanza a manotear Cerda cuando aparecía Salinas, eran las únicas y pobres chances de gol en ambas áreas de la cancha en los primeros 30 minutos de partido. 

Las estrategias prevalecían y el tablero de ajedrez era sin despeinarse muy táctico, con un Curicó Unido que cargaba su ataque hacia la derecha, aunque el tándem Buss-Cavalleri en sus variados intentos tampoco lograba sacar ventaja ante la defensa local. 

A los 33’ entre tanto espacio reducido, Fernando Godoy se atreve de distancia con un remate fuerte y bajo, sin embargo, la pelota termina por un metro ancha en el mejor acercamiento albirrojo. 

El Curi plantado de igual a igual, a la vez sentía el sol serenense y agotaba baterías en la recta final de un flojo primer tiempo plagado de infracciones, juego de media cancha y un marcador que terminó en blanco. Al debe ambos equipos con un categórico 0 a 0.  

FALTA DE ATAQUE

Espinosa por Corral en Curicó Unido para el inicio del complemento, el que tuvo emoción inmediata cuando al minuto 49 un tiro libre ejecutado por Jaime Valdés termina estrellándose en el travesaño del arco curicano. 

Las pelotas detenidas podían ser la llave del gol en este cerrado encuentro y La Serena avisaría nuevamente por esta vía, esta vez a los 56’ tras tiro de esquina y cabezazo alto en área chica del espigado Salinas. Las bancas deben seguir moviendo sus piezas. Por lesión abandona el arquero granate Zacarías López y en el Curi por dolencia muscular el que abandona es Franco Bechtholdt. 

Oyarzo, Lara y Vera ingresan en Curicó Unido para enfrentar una recta final del juego que en esta segunda mitad lo tenía sin llegadas ni claras aproximaciones en arco rival. 

A los 75’ el equipo de Palermo terminaría sufriendo, pues tras centro del ingresado Baeza, Felipe Barrientos anticipa a Ibacache y en la boca del arco empuja el balón para celebrar el 1 a 0. 

Barrientos no puede festejar pues se lesiona al exigirse para conectar el centro y abandona el campo de juego en camilla, aunque con puño al frente festejando la apertura de la cuenta y este nuevo balde de agua fría para un Curicó Unido sin claridad ofensiva para batir la resistencia granate. Después del gol, el Curi intentó con más ganas que fútbol y ni siquiera ello bastó para acercarse a las mallas rivales. 

En los descuentos, el exalbirrojo Sebastián Leyton que encuentra una pelota picando fuera del área y saca un bombazo que se desvía en la cabeza de Lara para descolocar a Cerda y decretar el 2 a 0 final. 

ALERTA

Con este resultado el Curi se estanca en 42 puntos y aún se mantiene en zona de clasificación a copas internacionales, aunque cada vez con menor cuenta de ahorro y ya sin distancia con sus rivales directos, alejados a solo un juego de diferencia. 

Este Curicó Unido de Palermo se trae uno de seis puntos en esta expedición al norte y llega a cuatro partidos sin sumar de a tres, con solo una victoria en sus recientes nueve encuentros. Los curicanos a la vez sufren, pues las alertas se encienden en la tabla de promedios, se baja en las posiciones y ya definitivamente encienden el farol rojo con la urgente necesidad de regresar al triunfo para trepar en esta tabla y escapar del riesgo del descenso a la Primera B. 

El Curi jugó su primero de dos partidos pendientes y el próximo será el fin de semana venidero, cuando en el estadio La Granja los curicanos reciban la visita de la Unión Española, ya con la urgente necesidad de ganar para no sufrir en las tres fechas finales con el claro riesgo de descender.