Preocupación por posible brote de “cepa británica” en Curicó

0
345
En la comuna siguen los controles y fiscalizaciones ante el aumento sostenido de casos.

Seguimiento. Contagiado con esa variante participó de actividades sociales tras regresar de Europa.

CURICÓ. Como si no bastara con la cuarentena total que afecta a la comuna, ahora se confirmó un nuevo problema relacionado con un joven del sector de Rauquén, quien regresó infectado con la “cepa británica” del viejo continente y que pasó la Navidad con sus seres queridos, además de compartir con un grupo de amigos para celebrar su retorno al país. 

Trascendió que los casos estrechos contagiados de Covid son entre cinco y ocho, aunque la persona que trajo la “nueva” enfermedad ya habría sido dado de alta tras cumplir su confinamiento obligatorio.

En las últimas horas, la seremi de Salud, Marlenne Durán, informó que están a la espera de los resultados para ver si la comuna presenta un brote de esta mutación de la enfermedad. 

La autoridad sanitaria puntualizó que todos los pacientes “están aislados y esperando la secuenciación del Instituto de Salud Pública, para determinar si son de la nueva variante”. 

COMUNIDAD EN ALERTA

Trascendió que el joven que llegó con la cepa europea vive en el sector Los Huertos de Rauquén. En contacto con diario La Prensa, la presidenta de la junta de vecinos de esa zona, Alejandra Aspee, reconoció que la gente está preocupada. 

“Hay mucho niño acá y es la preocupación más grande, pues a ellos les afectaría más esta cepa”, acotó. Afirmó que el asunto se ha tratado con mucha cautela en el sector, aunque hay indicios del pasaje dónde vive el afectado. Aspee recordó que durante la pandemia se han infectado otras personas de la localidad. “Fue una familia de siete personas, entonces igual preocupada”, indicó.

Igual de atenta está la presidenta de la junta de vecinos Villa Rauquén, Luz Rocuant, quien sostuvo a nuestro medio que lo que asusta a la gente es la “mayor capacidad de contagio” que tiene la nueva variante del Covid. Agregó que “nuestra comunidad está integrada por un gran número de adultos mayores, quienes potencialmente son los más expuestos a este virus”.

La dirigente puntualizó que los habitantes del sector, como en todo Curicó, están estresados con la cuarentena y que el posible brote de la “cepa británica” ha aumentado la presión sicológica de la población.