Acusaciones cruzadas entre Arica y Curicó

0
1236
Un tumulto con golpes, gritos y empujones, se provocó en zona mixta (capturas redes sociales).

“Tole tole.” Después del triunfo de Curicó Unido frente a San Marcos de Arica, se generó un tumulto en zona de camarines, donde los visitantes las emprendieron en contra de miembros de la prensa curicana. Al segundo plano pasaron otras acciones en La Granja.    

CURICÓ. El preparador físico albirrojo, Patricio Cornejo, al estar expulsado debió ver el partido desde una caseta, siendo el interino Julio Grandón quien lideró los trabajos físicos del equipo de Bozán.

En las tribunas, el ahora iquiqueño Ronald De La Fuente celebró el gol curicano, mientras en la visita otro exjugador del Curi como Felipe Hernández volvía a La Granja, esta vez como preparador físico de los ariqueños.

Tibias pifias para Augusto Barrios, otro ex que volvía a Curicó, mientras en las tribunas se estrenaba un nuevo lienzo de Aguas Negras y en el medio tiempo, el concurso que impulsan dos empresas curicanas no tuvo nuevamente ganadores y el pozo se acumuló a 700 mil pesos.

Las ocho candidatas finalistas a ser embajadoras de la Fiesta de la Vendimia de Chile,  recibieron los aplausos de la parcialidad; al término del partido nuevamente un grupo de menores ingresaba a la cancha y el Curi podría ser sancionado por esta reiteración de invasión de cancha, tal como por las bengalas que se encienden en la popular cuando el equipo ingresa al campo de juego.

Sin embargo, todo ello quedaría en segundo plano tras los incidentes en zona mixta.

DONDE TODO COMENZÓ

Los jugadores se dirigían a camarines tras el pitazo final del juez Ahumada y los defensores ariqueños Vicencio y Viveros hacían groseros gestos a la tribuna curicana, agarrándose los genitales y provocando la reacción de la parcialidad curicana. Ya sin contacto con el público e ingresando en la zona mixta, donde transitan los futbolistas y se instalan en un corralito los medios de prensa autorizados y acreditados, luego de un tumulto y gritos de un lado y otro, miembros de la prensa curicana son acorralados por miembros de la delegación ariqueña y comienzan empujones y golpes entre las partes, con los futbolistas curicanos lejos de todo incidente.

CRUCE DE COMUNICADOS

A través de un comunicado, el club San Marcos de Arica señaló la agresión, con golpe de puño y empujones en contra de su coordinadora Paulina Rivas, acusó a Curicó Unido por ‘la ausencia total de guardias’ y apuntó en contra del jefe de seguridad curicano, a quien acusaron de ‘sumarse al altercado, ofreciendo pleitos e insultando a su delegación’.

Tras este comunicado, CDP Curicó Unido no se quedó atrás e igualmente, en sus redes sociales emitió un comunicado donde lamentan los incidentes entre representantes de San Marcos y medios de prensa externos al club, destacó que el jefe de prensa albirrojo Jorge Contreras contrariamente a lo expuesto ‘acompañó y resguardó’ a la delegación visitante, y que en el incidente “no participaron jugadores, ni cuerpo técnico, dirigentes u otros funcionarios del club”.

Los albirrojos además lamentaron en su comunicado los ‘gestos groseros de jugadores visitantes al público’, apuntaron a un exaltado gerente de Arica, Julián Rodríguez, como provocador del incidente y señalaron que ahora todo está en manos de la justicia, pues se adoptaron los procedimientos respectivos por parte de Carabineros.

Partido aparte después de los 90 minutos, aunque en cancha el Curi ganó por la mínima con gol del canterano Felipe Ortiz y el equipo respira más tranquilo, ahora con 6 de 12 puntos posibles.