Tras siete años Curicó Unido se despide de la Primera División

0
1962
A pesar de dominar gran parte del partido, no fue suficiente para que Curicó Unido mantuviera la esperanza (Foto: Manuel Espinoza Ávila).

Pesar. En un emocionante partido, el Curi cayó frente a Magallanes en guerra de goles y con el empate de Copiapó en el norte, la distancia por la permanencia se hizo inalcanzable.

CURICÓ. Partido clave para las aspiraciones curicanas en el estadio La Granja. El Curi saltaba a la cancha con la imperiosa necesidad de ganar y esperar que Copiapó no celebrara en su cancha frente a Ñublense. Juego en La Granja de dientes apretados, con arbitraje del internacional Piero Maza y con la incertidumbre de la permanencia de Curicó Unido en la máxima división del fútbol profesional.     

GOLPE Y GOLPE
Primera parte del juego y Curicó Unido se aproximó a fondo. Minuto 3, centro desde la derecha de Barrios y cuando parecía gol albirrojo de Coelho, la pelota se pasea por el área visitante y el grito de gol que se estanca en las gargantas curicanas. A los 13’ tras tiro de esquina visitante, el goleador Joaquín Larrivey encuentra una pelota picando en área chica y desvía ancho de manera impensada, en tanto que al minuto 17 Cristian Zavala gana en velocidad, encara al portero Gastón Rodríguez y remata cruzado por poco desviado. El Curi era más y lo reflejaría en el marcador sobre la barrera de los 20 minutos, primero a los 23’ con golazo de Sebastián Cabrera luego de zurdazo bajo pegado al poste tras remate desde fuera del área, y luego a los 26’ con desvío de cabeza y nuevo de Diego Coelho luego de tiro cruzado de Zavala. 2-0 de Curicó Unido en un abrir y cerrar de ojos; sin embargo, después de la media hora, sería la visita quien marcaría de manera consecutiva.
Minuto 31 y después de otro tiro de esquina, quien gana de cabeza es Larrivey y su testazo bajo es imposible para Luis Santelices quien vuela a su derecha sin poder evitar el descuento albiceleste. 2-1, sin embargo, a los 36’ nuevamente aparece Larrivey para empujar una pelota estancada en área curicana decretando un sorpresivo e impensado 2-2. Zavala insistiría con un remate ancho en la recta final del primer tiempo y sobre la hora Canales gastaría los guantes de Santelices para un primer tiempo de golpe y golpe, gol y gol para un 2-2 final dejando todo en tablas, mientras Copiapó igualaba en blanco en su cancha frente a Ñublense.    

Los hinchas sufrieron hasta el último minuto.

SOBRE LA HORA
Al minuto del segundo tiempo el colombiano Zapata casi empuja a gol un centro visitante y segundos después, el mismo Yorman Zapata tras pelota profunda elude a Santelices, centra al corazón del área y de cabeza el sempiterno Larrivey clava un potente cabezazo para inflar las mallas por tercera vez a su favor, dar vuelta el marcador y decretar el 2-3 para Magallanes.
Copiapó empataba en el norte y con esta derrota el Curi decretaba su descenso a la Primera B, más aún luego de que Maxi Quinteros clavaba el 1-0 a favor de los copiapinos en la Región de Atacama.
A los 14’ en La Granja Yerko Leiva exige a Rodríguez y posteriormente a los 18’ Agustín Nadruz cae en área de Magallanes y el juez que sanciona penal. Tras reclamos y empujones, desde los doce pasos el recién ingresado Federico Castro remata bajo, a la izquierda del portero, quien se lanza al palo contrario y Curicó que empata el marcador. 3-3. Intenso partido y la igualdad que afectaba a ambos equipos en cancha, que veían como Copiapó ganaba en el norte y con este resultado tanto Curicó como Magallanes abrochaban su descenso a la Primera B, sin embargo, Ñublense lo empataría en el norte y la victoria se hacía más que necesaria para el Curi para descontar distancias.

DOLOR Y PESAR
El partido en su recta final era emoción pura, Coelho a los 89’ metía un zurdazo a colocar que exigía el manotazo del portero uruguayo visitante, y el mismo Coelho a los 92’ remató por poco alto en la última del Curi. El juego era abierto, con espacios y al minuto siguiente, una contra de Magallanes terminó con Cristóbal Jorquera clavando un tiro cruzado para el 3-4 a favor de la viaja academia, y decretando a la vez el inmediato descenso curicano a la Primera B. Los minutos finales serían de sufrimiento, pesar y lágrimas en niños, adultos y mayores. Algunos jugadores eran despedidos con aplausos, otros lloraban en camarines, mientras algunos las emprendían en contra de dirigentes en la tribuna. La noche de domingo del 26 de noviembre quedará marcada por el descenso curicano a la Primera B luego de siete años en la máxima división nacional, restando aún dos fechas por jugar, frente a Palestino el próximo sábado y luego ante Colo Colo en el partido del adiós de la Primera División.