Menores con meningitis evolucionan favorablemente

0
678
En el Hospital Regional de Talca siguen evolucionando favorablemente las dos menores afectadas con meningitis.

Control. No se han reportado nuevos contagios, a raíz de estos casos que afectan a una niña de Talca y otra de Curicó.

TALCA. Una evolución favorable están teniendo las dos niñas -una de Talca y otra de Curicó- afectadas con meningitis bacteriana. Así lo dio a conocer la secretaria regional ministerial de Salud, Gloria Icaza, quien señaló que “con satisfacción, las dos personas están evolucionando positivamente, una de ellas ya está fuera de la UCI, en cama pediátrica básica, así que nos alegramos de la evolución positiva de ambas”.
Tanto la niña de Talca de 10 años, como también la menor de cuatro años de Curicó, se encuentran internadas en el Hospital Regional de Talca, recibiendo la debida atención y tratamiento médico correspondiente a esta enfermedad. Si bien en el caso de la niña talquina, el diagnóstico de meningitis fue confirmado solo en las últimas horas por el Instituto de Salud Pública (ISP), en todo momento se le trató como si lo fuera, actuando preventivamente.

PROTOCOLOS
En ambos casos, se estableció la trazabilidad y se buscaron los contactos estrechos, para también ser sometidos a un tratamiento de bloqueo (medicamento) preventivo de la enfermedad, y sin que por el momento se tenga conocimiento o reporte de algún otro caso confirmado de contagio. “Los protocolos están realizados en ambos casos, la vigilancia continúa y siempre hacer un llamado a acudir al centro asistencial ante síntomas de un agravamiento en el estado de salud de cualquier persona”, añadió. Además, en la escuela José Manuel Balmaceda, en Talca, -donde estudia la niña de 10 años- se retomaron las clases, luego que la semana pasada el alcalde Juan Carlos Díaz, decretara la suspensión de éstas durante los días jueves y viernes, por un criterio preventivo.

MENINGITIS
La meningitis es una enfermedad infectocontagiosa, que se transmite por secreciones respiratorias, al toser, estornudar o hablar. Es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de las membranas protectoras que envuelven el cerebro y la médula espinal. Sus síntomas más comunes están relacionados con la fiebre, cefalea, náuseas y vómitos. Esta enfermedad puede afectar a toda la población, siendo el grupo de mayor riesgo los niños y niñas.
Por lo mismo, resulta importante mantener algunas recomendaciones como el lavado frecuente de manos, cubrirse la boca y nariz al toser o estornudar, evitar el intercambio de saliva a través de chupetes, mamaderas, juguetes u otros utensilios, ventilar la ropa de cama y las habitaciones y evitar permanecer en lugares hacinados y mal ventilados.