Lista instalación de “lomos de toro” en “Curva de la Muerte”

0
1039
En definitiva, el pasado martes fueron instalados los lomos de toro y ya a fines de la semana pasada fueron demarcados.

Seguridad vial. Con los reductores de velocidad ya operativos, la presidenta de la junta de vecinos El Progreso del sector Isla de Marchant, Paula Quitral, recalcó que el cambio “ha sido más que evidente y notorio”.

CURICÓ. Cumpliendo con parte de los compromisos adoptados con antelación con los propios vecinos del sector, durante la semana pasada fueron instalados tres “lomos de toro” en la zona de la denominada “Curva de la Muerte” de la ruta J-60, sector Isla de Marchant. Cabe recordar que el viernes 6 de octubre, a raíz de una serie de fallecimientos por accidentes de tránsito, vecinos llevaron a cabo una manifestación, solicitando mejorar la seguridad vial del aludido punto. En contacto con diario La Prensa, la presidenta de la junta de vecinos El Progreso del sector Isla de Marchant, Paula Quitral, indicó que, tras la citada protesta de carácter pacífica, recibieron el llamado del delegado presidencial provincial de Curicó José Patricio Correa, quien se comprometió a realizar gestiones a fin de responder los aludidos requerimientos. “El delegado se comunicó con el seremi de Obras Públicas, quien autorizó la construcción de tres lomos de toro”, dijo.

TRES
En definitiva, el pasado martes fueron instalados los lomos de toro y ya a fines de la semana pasada fueron demarcados. “Viniendo de Curicó está uno construido antes de la curva, uno frente a la escuela y otro pasado la zona de párvulo de la escuela (…) Obviamente acá también primó que hubo dos accidentes con resultados de muerte en dos días, algo que no era como para que pasara inadvertido (…) Nuestra petición fue escuchada y fue escuchada a un rango de cargo mucho más alto”, recalcó Quitral.

“Está pendiente también estudiar las otras opciones de mejoras en la ruta”, reconoce la presidenta de la junta de vecinos El Progreso del sector Isla de Marchant.

EVIDENTE CAMBIO
Tras la habilitación de los reductores de velocidad, popularmente conocidos como “lomos de toro”, el cambio ha sido más que evidente y notorio. “En las horas peak era prácticamente imposible poder ver un camión transitando a 30 kilómetros por hora en la curva, eso nunca lo habíamos visto, solamente cuando había un taco. Ahora nosotros podemos salir de los callejones con más tranquilidad, ya que los vehículos como vienen lentos, te dan el tiempo para que puedas tomar la ruta J-60, que era algo muy complicado (…) De verdad que se ha visto la diferencia”, dijo la presidenta de la junta de vecinos El Progreso del sector Isla de Marchant.   

OTRAS MEJORAS
“Está pendiente también estudiar las otras opciones de mejoras en la ruta. Esta semana nos vamos a juntar con el alcalde y otros organismos pertinentes para ver qué opciones reales hay. También ya nos reunimos con el comandante (de Carabineros) Guido Polidori, para ver opciones de educación vial y también de fiscalización en la ruta”, cerró Quitral.

“El delegado (José Patricio Correa) se comunicó con el seremi de Obras Públicas, quien autorizó la construcción de tres lomos de toro”, dijo Paula Quitral.