Otorgan recomendación satisfactoria al diseño para mejorar “ruta de la muerte”

0
614

Ministerio de Desarrollo Social. A partir de ahora, iniciativa debería buscar financiamiento del Gobierno Regional, con un monto superior a los $30 mil millones.

TALCA. El Ministerio de Desarrollo Social y Familias dio el “visto bueno” para ejecutar el diseño del proyecto de mejoramiento de la ruta L-30-M, que conecta a las comunas de Villa Alegre-San Javier-Constitución.

A partir de ahora, con esta Recomendación Satisfactoria la iniciativa debería buscar financiamiento del Gobierno Regional, con un monto superior a los $30 mil millones.

El seremi de Desarrollo Social y Familias, Manuel Yáñez, señaló que “la inversión pública es uno de los ejes fundamentales de las políticas públicas, tanto del Ministerio de Desarrollo Social y Familias, como del programa de gobierno del presidente Gabriel Boric.”

Con respecto al equipo de inversiones de la Seremi, la autoridad manifestó estar “satisfechos y contentos” de entregar el RS al proyecto, ya que “entrega agilidad al proceso de mejoramiento de la ruta L-30-M, que permitirá entregar mayor seguridad vial a la zona, reforzando nuestro compromiso de dar más seguridad a las personas.”

Cabe destacar, que estas obras estarían beneficiando a la población que habita en las cercanías de la ruta L-30-M, entre el cruce a la ruta Los Conquistadores y el sector de Santa Olga, tramo fundamental para flujos vehiculares livianos y pesados, en el que circulan alrededor de 5.000 vehículos por año.

El proyecto de Mejoramiento Ruta L-30-M del sector km 8 al km 61.18, actualmente se encuentra en etapa de diseño de ingeniería por la Dirección Regional del Ministerio de Obras Públicas, en el Maule. Esta etapa de desarrollo del proyecto tiene un costo que alcanza los $700.500.000, financiado por fondos sectoriales de la Dirección de Vialidad.

La importancia de esta obra recae en la larga espera que se ha producido para darle continuidad a las construcciones de este tramo de la Ruta 5, que une las comunas de Villa Alegre, San Javier y Constitución, con una extensión aproximada de 53 kilómetros de longitud.

CLAMOR

La mencionada vía ha sido bautizada como “ruta de la muerte”, pues ha sido escenario de constantes siniestros de tránsito con consecuencias fatales. Ante ello, autoridades locales y parlamentarios han exigido al Gobierno incluir dentro del presupuesto la construcción de una nueva ruta hacia la costa, algo que en su momento planteó el exdiputado Pablo Lorenzini.

Sobre esta iniciativa ha habido consenso político, pues congresistas de todas las bancadas firmaron la solicitud hecha al Presidente de la República, para que se considere el proyecto.