“Creo que se ha perdido el norte respecto a demandas que dieron origen a este proceso”

0
877
Patricia Labra, es una de las 154 convencionales y asegura “queremos una Carta Magna que nos incluya a todos”.

Explicación. De acuerdo a la convencional por el Maule Sur, esa sería una de las razones por las que encuestas arrojan mayoría al rechazo de la nueva Constitución.

PARRAL. Que el trabajo que se está realizando no es el que esperaba la ciudadanía, enfoques en temas que no son prioritarios y que se perdió el norte de las demandas que dieron origen al proceso, serían algunas razones por las que las encuestas reflejan una mayoría al rechazo de la nueva Constitución.

Es lo que esgrime la convencional Patricia Labra, quien representa al Maule Sur en el órgano encargado de redactar la Carta Fundamental.

El proceso constitucional cumplió nueve meses desde que se puso en marcha. El 4 de julio de este año, los 154 convencionales deben entregar el borrador de la nueva Constitución y el 4 de septiembre los chilenos y chilenas deberán decidir si aprueban o rechazan la propuesta.

Para Labra, la inclinación hacia el rechazo de los sondeos públicos “refleja que la gente se está informando más sobre lo que está pasando en el proceso constituyente, ya que en el principio se veía como la solución a todos los problemas sociales del país. Ahora está quedando en evidencia que el trabajo que se está realizando no ha sido el que espera la mayoría de los chilenos. Lamentablemente, no se están dando señales de asegurar una Constitución que mejore la calidad de vida de los chilenos”.

Sobre los temas discutidos en la Convención y que no le gustan a la ciudadanía, estimó que se ha perdido el norte respecto a las demandas que dieron origen a este proceso. “Por ejemplo, se han enfocado mucho en redactar una Constitución con excesivos derechos y privilegios para los pueblos indígenas y claramente no es una de las prioridades de los chilenos. Queremos una Carta Magna que nos incluya a todos, que se escuchen todas las posturas y que no responda a ideologías”.

“MAÑAS”

La convencional maulina, explicó que el Plebiscito “fue una fotografía del momento del país que no representa la realidad de nuestra sociedad al día de hoy y las izquierdas, que son amplia mayoría en la Convención, no han tomado nota de esto. Por eso, no les interesa incluir a la centroderecha en los acuerdos y, además, buscan hacer cambios mañosos de reglamento para minimizar nuestra participación. De todo eso está tomando nota la ciudadanía y las últimas encuestas lo están reflejando. Nosotros queremos colaborar, hemos abierto nuestras posturas, pero aún así todo lo que venga de la derecha es inmediatamente rechazado”.

Sobre cómo encausar el proceso en los tres meses que quedan, dijo que, hasta el momento, el panorama no es bueno. “Si bien hay normas positivas que se han aprobado, la mayoría no lo son. Ahora vienen discusiones mucho más de fondo y sustanciales, como las relacionadas con derechos fundamentales, salud y educación, por ejemplo, pero un sector que es la mayoría, sigue con el ánimo refundacional y por eso se han alzado ya no solo voces de la derecha, sino que también de otras personalidades, como la ex Presidenta Michelle Bachelet, que bien sabemos representa a una gran cantidad de chilenos. Debemos redactar una Constitución responsable y con gradualidad, no un experimento como lo que está pasando en la Comisión de Formas de Estado o dejar exclusivamente en manos del Estado servicios tan importantes como la salud o educación”.

Sobre si es posible lograr una buena Constitución en un período tan acotado, Patricia Labra comentó que “lo que está saliendo ahora y lo que seguramente saldrá, será una Constitución “trasnochada”. Estamos con jornadas maratónicas hasta las dos o tres de la mañana en algunos casos, donde si bien estamos dando el máximo de nuestro esfuerzo, estar votando hasta la madrugada con intervalos de tres minutos, va en contra de hacer análisis responsables y profundos. Lamentablemen-te, por el apuro de algunos y también por perder mucho tiempo en el comienzo del proceso con el reglamento y en abordar temas que no eran de nuestra competencia, ahora estamos pagando las consecuencias y seguramente se verá reflejado en el producto final que vamos a ofrecer a los chilenos”.

PENSIONES

Sobre las declaraciones del convencional Bernardo Fontaine sobre los fondos de pensiones y que estos dejarían de estar en manos de los trabajadores, comentó que “la gente está preocupada respecto a lo que pasará con sus fondos previsionales; el mejor ejemplo, es que la iniciativa popular de norma “Con mi plata no” fue la más votada a nivel nacional, sin embargo, fue rechazada por la Comisión de Derechos Fundamentales, mientras que fue aprobada una que establece un sistema de reparto. Fontaine, lo que está haciendo, es levantar una alarma, porque hasta el momento no se ha querido consagrar ninguna garantía sobre el derecho de propiedad de nuestros fondos y, por lo visto, tampoco se va a hacer. Muchos colegas dicen que esto es materia de ley, pero se contradicen porque en otros temas hemos tenido una redacción totalmente maximalista. Llevamos más de cien artículos aprobados y un tema que importa bastante a la ciudadanía, no quieren dejarlo expreso en la nueva Constitución”.