Buscan resguardar primer humedal urbano en Teno

0
489
Recinto cuenta con una superficie de 1,63 hectáreas, la cual se ha visto disminuida en los últimos años.

Ubicación.  Lugar se encuentra a pasos de la avenida Nueva Bellavista, en la entrada de la comuna.

TENO.  Frente a un paisaje verde, contrastado con la flora y fauna que lo rodea, la alcaldesa Sandra Améstica oficializó, junto a la unidad de Medio Ambiente, el envío de una solicitud para declarar protegido el humedal al ingreso de la comuna.

El lugar, denominado “Humedal Urbano Bellavista Teno”, se encuentra a pasos del acceso de la Ruta 5 Sur. Cuenta con una superficie de 1,63 hectáreas, la cual se ha visto disminuida casi en un 50 por ciento desde el año 2005, ello a causa de intervenciones cerca de su superficie original, como los rellenos y nivelaciones para construcción, además de posibles extracciones no autorizadas de agua.

“Creo que es muy importante cuidar la naturaleza, así como nuestras especies porque nos van quedando muy pocas. Tenemos que protegerlas, sería maravilloso para nuestra comuna tener un humedal donde podamos ir a ver las especies y resguardarlas”, comentó la alcaldesa.   

Los humedales urbanos se encuentran protegidos por la Ley 21.202, esto gracias a su aporte en la mitigación del cambio climático, su persistencia en el tiempo y su alto valor natural para las especies del país.

La solicitud fue enviada el 29 de diciembre pasado al Ministerio de Medio Ambiente y está en espera de respuesta por parte del organismo. De ser aprobado, significará un gran avance para reconocer los ecosistemas de Teno, ya que este decreto evitaría que el humedal sea intervenido con fines destructivos.

“En caso de formalizarse, el paso siguiente es modificar el Plan Regulador Comunal, el cual impediría que se autoricen permisos de edificación que pudiesen poner en peligro la continuidad del humedal, comenta el encargado de Medio Ambiente del municipio, Marco Espinoza.

BUENA DISPOSICIÓN

En tanto, el dueño del recinto donde se encuentra ubicado el humedal, Claudio González, manifestó su compromiso y disposición con querer mantener el lugar, para así convertirlo, eventualmente, en un espacio donde comunidades educativas puedan ir a visitar y conocer sobre su flora y fauna, contribuyendo con la educación de jóvenes de todas las edades.   

En el humedal se encuentran especies frecuentes de la Región del Maule y el país, siendo el hogar de muchas de ellas, mientras que para otras se utiliza como un lugar estacionario. El sector también sirve como una zona de descanso para las aves que se encuentran en proceso de migración.  Dentro de las especies que se han avistado, y que fueron informadas en la solicitud, figura la garza grande, el pato jergón chico, la tagua, el coipo, el zorzal, el tordo y la loica, todas aves que utilizan el agua y su flora como fuente de refugio y alimento.

Sobre la flora, es posible divisar el vautro, la totora y el álamo, siendo la vegetación que tiene mayor presencia en el humedal, abasteciendo de alimento y refugio a las especies que lo habitan.

Se espera que la solicitud sea respondida en un plazo máximo de seis meses, según su resolución, el municipio, junto al dueño del recinto, buscarán la forma de trabajo para resguardar el humedal de posibles intervenciones futuras.