Manifiestan preocupación por la “cantidad y la calidad” de profesionales que tendrá el nuevo Hospital de Curicó

0
669
Erika Adasme Martínez es la presidenta de Justicia por Amor.

Erika Adasme, presidenta de Justicia por Amor. “Si no estamos contando con cosas básicas que todo hospital debe tener, yo creo que es mucho más preocupante eso que lo que pudiera ser el tiempo de entrega”, subrayó sobre el tema.

CURICÓ. La presidenta de la fundación Justicia por Amor, Erika Adasme Martínez, se refirió a la “polémica” que ha surgido ligada a la entrega del nuevo hospital para la ciudad de Curicó. A su juicio, más que “preocuparse” respecto a la “fecha” en que se dará aquel paso, algo realmente importante pasa, por ejemplo, respecto a si dicho recinto “tendrá o no la cantidad y la calidad” de profesionales que requiere, tomando en cuenta sus características.

Cabe recordar que dicha fundación tuvo un “activo rol” a la hora de plantear de manera pública la necesidad de que Curicó volviera a tener un hospital, lo que se vio reflejado en campañas e incluso en marchas de carácter ciudadanas. Además indicó que según los antecedentes que en su minuto tuvo a mano, “desde el comienzo de la construcción del hospital se dijo y que se mostró en un documento”, la fecha de entrega del nuevo recinto estaba programada para el 2022. “Haciendo referencia a eso, estaríamos dentro de los plazos que se habían dado”, dijo.

Por lo mismo, independiente a tal punto, recalcó que “más que los plazos de entrega de esa tremenda mole”, la principal preocupación, “que nosotros también compartimos con la ciudadanía, dice relación a la cantidad y la calidad de profesionales que van a trabajar en ese tremendo hospital, que, por cierto, muy merecido lo tiene la comunidad”.

OBSERVACIONES

Tratándose de una obra de “grandes dimensiones”, la presidenta de Justicia por Amor señaló que resulta hasta más que lógico que surjan observaciones. “Siempre ha funcionado así, obras de tal naturaleza las van a tener. Si esas observaciones se hacen para poder entregar el hospital en óptimas condiciones, a mí me parece súper bien”, dijo.

“Creo que estamos dentro de los plazos, creo que hay otras cosas más preocupantes como la atención a las personas, como la espera en los pasillos que se presenta. Hay cosas más importantes de que preocuparse, sobre todo si las personas, respecto al ámbito de la salud, siguen y seguimos buscando soluciones, pero fuera de Curicó”, recalcó.

RESONADOR

Por otro lado, la contratación de profesionales se presenta como un problema que no solo atañe a la zona, sino que se instala incluso a nivel nacional, al igual que el ligado a las listas de espera. Adasme también manifestó su preocupación respecto a la ausencia en el proyecto de “herramientas tan básicas” como la posibilidad de que los vecinos puedan accedan a un resonador nuclear magnético.

De hecho, recalcó, por estos días “la gente está siendo trasladada a Talca para poder tomar las resonancias”. “Si no estamos contando con cosas básicas que todo hospital debe tener, yo creo que es mucho más preocupante eso que lo que pudiera ser el tiempo de entrega”, subrayó.

PROCESO

Cabe recordar que hace algunos días, en una visita precisamente al nuevo hospital, el director del Servicio de Salud del Maule (SSM), Luis Jaime, reconoció que la entrega del recinto, cuya “obra gruesa” ya se encuentra “lista”, está supeditada al proceso de revisión que está llevando a cabo la seremi de Salud.

De hecho, cerca de 200 son las observaciones de carácter técnicas que hasta ahora se han presentado, las cuales necesariamente deben ser superadas. Solo tras ello, el recinto podrá ser “entregado”. Incluso ya se habla que aquel paso se podría dar “el próximo año”.