Niña murió y su hermano está grave por comer pan envenenado por error

0
241
Policía azteca investiga el caso. (Imagen referencial).

MÉXICO. La tragedia familiar se vivió en la ciudad de Veracruz, luego de que dos hermanos pequeños resultaran envenenados, tras comerse un pan cuando jugaban en el patio de su vivienda. Sus familiares, al darse cuenta que los menores estaban inconscientes, buscaron ayuda para que fueran llevados al hospital. Lamentablemente la niña, de nombre Adriana, falleció en el camino, mientras que su hermano lucha por su vida. Los protagomistas de esta historia son los hermanos Adriana, de 5 años, y Jacobo, de 7, quienes se encontraban jugando en el patio junto a su hermana de 11, quien no logró percatarse a tiempo cuando ambos se comieron el pan envenenado. 

La madre de los tres niños, Hermila Gutiérrez, había ido a la escuela de sus hijos porque forma parte del comité escolar. Sin embargo, 30 minutos después de haber salido de su casa, vecinos fueron a buscarla para informarle de la tragedia. La mujer está en la espera de ayuda asistencial, ya que no cuenta con recursos para los gastos funerarios de su hija, ni para los gastos médicos de Jacobo.

ERROR FATAL

La principal teoría tras este caso tiene que ver con que el pan lo habría lanzado un vecino que buscaba envenenar a su perro, y que por error los niños lo ingirieron. Familiares de los menores le señalaron a las autoridades que esta situación ya había ocurrido en una ocasión anterior, en el que un vecino había intentado matar a su mascota. “No sé por qué envenenan animales y causan desgracias a los niños y les quitan la vida. Por eso la gente debe de entender que no pueden dejar venenos para mascotas porque hay niños inocentes”, dijo la madre de los menores envenenados. Agregó que “le recomiendo a la gente del pueblo que no tire veneno en el patio por más coraje que le tengan a un animal, porque afectan a personas inocentes”.