¿Por qué tan caro el gas licuado?

0
141
Editorial

En los últimos 45 años, o más, el gas licuado se ha convertido en el combustible más usado y popular en Chile.

En épocas de invierno es cuando más se utiliza en las estufas, pues sale más económico y menos contaminante que la parafina cuyo precio, por litro, puede superar los 600 pesos.

Pero resulta que en el curso de menos de un año, el gas licuado viene presentando sostenidas y fuertes alzas afectando fuertemente a los presupuestos hogareños de todo el país.

De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en 12 meses el precio del gas licuado subió 13,6 por ciento.

Como referencia, si un año atrás un balón de 15 kilos –en una distribuidora de San Bernardo, por citar un ejemplo– costaba $16.350, hasta hace pocas semanas salía a $18.950 y en la Región del Maule se acerca ya a los 20 mil pesos.

Estas alzas (calificadas de “brutales” en las redes sociales) han hecho reaccionar a un sector de la clase política e incluso la bancada demócrata cristiana está estudiando la posibilidad de solicitar a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) una investigación de dicho mercado, por una posible colusión.

Por otra parte, Adrián Calcaneo, director para Latinoamérica y el Caribe de NGL Lead, consultora especializada en este mercado y que ha prestado servicios a ENAP, Lipigás, Abastible, entre otras, dice que Chile importa el 80 por ciento del gas que consume y su principal proveedor es Estados Unidos y que la crisis sanitaria puede estar influyendo en este aumento como también el encarecimiento del transporte, almacenamiento y distribución, como asimismo la enorme demanda del producto por parte de China.

A su vez, Osvaldo Robles, experto de la Facultad de Ciencias Sociales, Empresariales y Jurídicas de la Universidad de La Serena, explicó que “no necesariamente” puede darse una colusión en este caso: “Son los precios internacionales de los combustibles los que han ido al alza, particularmente en el caso del gas.

Por tanto, lo que ocurre es básicamente un fenómeno de indexación de precios, que dado el alto precio del producto en la compra, en la internación y distribución de este producto al territorio chileno, se tiene que llevar a un mayor precio de venta a los consumidores finales”, dijo el experto.