Vecinos de Upeo recibieron primera dosis de la vacuna

0
344
Los mayores de 60 años de este sector recibieron la primera dosis de la vacuna Sinovac.

Contra el Covid-19. Más de 70 habitantes del sector precordillerano se acercaron a la Escuela José Morales Díaz para protegerse del Coronavirus.

Hasta el sector precordillerano de Upeo se desplazaron funcionarios del Cesfam Los Niches para continuar con el proceso de vacunación en Curicó, que ya supera las 10 mil inoculaciones con la primera dosis. En esta oportunidad, la escuela José Morales Díaz de dicha localidad fue el lugar especialmente habilitado para realizar este lunes el proceso que benefició a personas de 60 años y más, y que este martes continuará en el sector de El Maitén entre las 9:00 y 14:00 horas.

Respecto a este proceso, el director del Cesfam Los Niches de la Municipalidad de Curicó, Juan Carrasco Soto, destacó que el alcalde Javier Muñoz no solo estableció la Escuela de José Morales Díaz como punto fijo de vacunación en esta jornada, “sino también un punto móvil que nos acompaña sobre todo a los sectores más rurales. Nosotros tenemos una amplitud geográfica muy dispersa, lo que hace que tengamos que tomar estas medidas para llegar a todos los abuelitos y hoy día estamos aquí en Upeo, ya llevamos una cantidad de setenta abuelitos vacunados”.

El profesional hizo un llamado a quienes no alcanzaron a vacunarse a concurrir a la Escuela Estados Unidos, establecimiento que funciona de lunes a viernes, desde las 9:00 de la mañana hasta las 16:00 horas. 

“HAY QUE VACUNARSE”

En relación a este importante proceso, la vecina Miriam Díaz Peñaloza, quien reside en Santiago, pero piensa en un corto plazo trasladarse a vivir definitivamente a Upeo, instó a las personas a vacunarse ya que ella e integrantes de su familia vivieron de cerca esta enfermedad. 

“Mi familia tuvo el Coronavirus en noviembre, fuimos como nueve infectados, entonces esto es muy importante, porque nos dimos cuenta que hubo familias en riesgo, en riesgo de muerte y entonces hay que hacerle caso a esto, no es una  broma. Soy enferma crónica y necesitaba la vacuna, así que es muy importante que la gente crea, porque nosotros que tuvimos el Coronavirus, yo fui asintomática, pero mi hermana, mi mamá y mi marido estuvieron mal, a mi marido además estuvieron a punto de llevárselo a intubar entonces es muy importante que lo hagan”. 

Miriam  enfatizó que así como todas las vacunas a lo mejor van a tener su pro y contra, “pero hay que aprender a hacerlo, porque así como todas las otras vacunas que nos han salvado de muchas otras cosas, esta va a ser igual, porque con todos los estudios que tiene, tiene que salvarnos. Hay mucha gente que ha perdido sus familiares sin esta vacuna, que ganas de haberla tenido antes”.