Hortaliceros en alerta por potenciales pérdidas ante prolongadas heladas

0
576

Fenómeno agroclimático. Especialistas recomiendan optimizar los mecanismos de defensa para prevenir perjuicios millonarios, en caso de persistir el frío en las próximas semanas.   

CURICÓ. Vigilantes se mantienen los productores del campo maulino tras soportar tres días continuos con extremas temperaturas de hasta 6 grados bajo cero, prolongándose hasta por doce horas diarias.

El fenómeno, que afecta con mayor intensidad a las regiones del centro del país, si bien hasta ahora en nuestra zona no ha impactado de forma significativa, mantiene inquietos a los agricultores por los posibles daños a sus cultivos, con las consiguientes repercusiones en el precio de los productos, en caso de reiterarse el evento el resto de julio y en agosto.

La preocupación se concentra entre quienes en esta época se dedican a las acelgas, brócolis, lechugas y pimentones, entre otras hortalizas que, por trabajarse a nivel de suelo, se ven aún más expuestas, ya que según explica el reconocido agroclimatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González, la temperatura en la superficie disminuye en dos grados.

ESTADO INTERMEDIO

El especialista atribuye el paso de la masa de aire polar al Cambio Climático o a una fase de transición entre la retirada del Fenómeno de El Niño y la llegada de La Niña, fenómeno que debería empezar a manifestarse a principios de septiembre hasta por un año al menos. No obstante, advierte que llama la atención el largo horario en que se ocurren las heladas, desde las 22:00 y hasta las 10:00 de la mañana, con dígitos negativos, comportamiento poco usual que somete a los cultivos a un estrés que en el caso de las siembras al aire libre puede terminar generando millonarias pérdidas.

En la jornada de ayer Curicó marcó -2,7ºC, Talca -3,5ºC y Linares – 4,7ºC; cifras que el fin de semana deberían declinar, aunque no descartó que en las próximas semanas puedan repetirse, a diferencia de las lluvias que se pronostican en lo que queda del invierno serán cada vez más escasas.

El llamado del profesor apunta a que los agricultores fortalezcan sus mecanismos de defensa frente a este tipo de eventos, incluso los que cuentan con invernaderos y están pensando en obtener tomates para vender en septiembre en las Fiestas Patrias. “Se recomienda tener calefactores, buenos plásticos, asesorarse bien con las empresas, porque estas heladas pueden extenderse en julio y volver en agosto”, enfatizó  González.

RESGUARDOS

La necesidad de mejorar la protección de los cultivos también es compartida por el coordinador de Prodesal Pencahue, Felipe Morales, comuna que en el sector de Lo Figueroa cuenta con cerca de 200 hortaliceros que constituyen los principales proveedores de los productos de este tipo que comercializan en el parque industrial de la capital regional, el segundo centro de abastecimiento del país, después del Mercado Lo Valledor.

El profesional responsable de la atención de más 500 usuarios, confirma que hasta ahora no se han reportado perjuicios de magnitud en la zona, esto a su juicio responde a que los agricultores cada año están más preparados, conocen los riesgos y también han invertido en construir recintos que les permitan mantener sus vegetales bajo techo. “El agua dentro de la planta se congela y con temperaturas de -5 grados los cristales rompen la pared celular, con el frío se queman ocasionando el daño”, añadió.

Las heladas de esta semana es un tema que no alarma a los socios de la asociación Agrícola Central, según su vicepresidente, Fernando Medina, quien aseguró que “las heladas cuando ocurren en la época que corresponde en invierno, no causan mayores daños, al contrario tenemos un año normal desde el punto de vista del frío que afecta muy positivamente a los frutales como manzanos y cerezos. Y en el caso de las hortalizas podría haber un pequeño efecto en las coliflores, pero no lo consideramos relevante”.