Cooperativa Eléctrica mantiene monitoreo permanente en medio de sistema frontal

0
597
Equipos en terreno han logrado mantener normalizado el servicio.

24/7. Listos para acudir rápidamente a los lugares en que se han registrado fallas en el servicio a causa, principalmente, de caídas de árboles.

CURICÓ. Con personal y móviles desplegados en terreno, además con un monitoreo constante, se ha mantenido la Cooperativa Eléctrica Curicó (CEC) para atender los requerimientos de sus usuarios en las comunas de Chimbarongo, Teno, Romeral, Curicó y Molina, en torno a los efectos dejados por la recientes lluvias y vientos en la zona.

El suministro eléctrico entregado, en términos generales, se ha mantenido normal gracias a la permanente revisión de la red por parte de los equipos en terreno, al monitoreo desde el Centro de Operaciones y a los trabajos que se han ejecutado ante alguna falla ocasionada principalmente por caída de ramas, arboles, incluso, choques vehiculares contra postes, explicó el gerente de distribución de la CEC, Kadir Ruiz Novoa.

INCONVENIENTES

El profesional precisó que las principales complejidades se han dado en la accesibilidad hacia algunos de los sectores en los cuales se ha registrado la interrupción del suministro, “y esto principalmente porque las crecidas de canales o esteros ha hecho intransitables algunos caminos, lo que ha complicado el trabajo, incluso de nuestros móviles pesados dispuestos por nuestro plan de contingencia”.

Sostuvo que pese a lo anterior “de igual forma hemos llegado, hemos estado con nuestros usuarios y normalizado el servicio en el menor tiempo posible desde que recibimos el llamado o la alerta, recordando que nuestro centro de operaciones opera 24/7, es decir, estamos con operadores durante las 24 horas del día, lo que permite activar de forma oportuna los equipos desplegados y orientarlos hacia donde pudiera estar la falla para rápidamente solucionarla.

REBLANDECE TERRENO

Ruiz Novoa indicó que uno de los efectos mayores en torno al servicio eléctrico, que produce la lluvia y el viento, es la caída de árboles sobre los conductores eléctricos. “Lo que pasa es que la lluvia reblandece los terrenos, especialmente en sectores rurales, la lluvia le da más peso a los árboles y el viento hace que estos caigan, en una buena cantidad de ocasiones sobre las líneas de distribución”, precisó.

Sobre un balance preliminar de la labor realizada por CEC durante esta semana, en que la zona fue afectada por dos sistemas frontales, el profesional, indicó “que este es positivo, ya que hemos podido atender oportunamente los requerimientos de nuestros usuarios, mantenemos el servicio de calidad normal en términos generales, lo que da cuenta de los buenos resultados que nos entregan las inversiones realizadas sobre el sistema, el mantenimiento preventivo oportuno, y sin duda el trabajo de nuestro personal y contratistas”.

MONITOREO

“Además, agradecemos a nuestros usuarios y cooperados, la comunicación que han tenido con nuestro call center, ya que también nos ayuda a direccionar los recursos cuando se ha necesitado”, señaló el gerente de distribución de CEC, reiterando que se mantiene el monitoreo permanente sobre el sistema para atender los requerimientos que pudieran suscitarse.