Precipitaciones afectaron a familias curicanas

0
561

Intransitables. Además, en muchas calles se registró gran acumulación de agua, perjudicando la movilidad de la ciudad.

CURICÓ. Por la crecida de un canal cercano, equipos de Emergencia de la Municipalidad de Curicó, debieron acudir a la Fundación Las Rosas, porque el agua caída amenazó sus dependencias, lo que hizo recordar la evacuación de adultos mayores registrada el año pasado.

Otras situaciones delicadas se vivieron en inmuebles, que resultaron anegados en el sector La Marquesa, El Boldo, Villa La Granja y Santa Fe, entre otros, donde muchos de esos casos fueron viralizados por redes sociales.

Otros pormenores provocaron alarma, en casas ubicadas en calle Apolonia, en las inmediaciones del Estadio ANFA, y al fondo de la Galilea Nueva, donde pasa un canal.

Con la lluvia caída en la jornada de ayer, afortunadamente, no se registraron problemas en el Parque Zapallar, gracias a los trabajos que se desarrollaron en el estero Guaiquillo.

CALLES

El tránsito vehicular en el centro de la comuna, también se vio afectado por el sistema frontal. Avenida Camilo Henríquez, Balmaceda y O’Higgins, fueron de las arterias donde más se acumuló agua, por lo que los conductores debieron manejar con mucha precaución.

Ese mismo problema se repitió en la periferia de la ciudad como, en avenida Circunvalación (frente al Colegio Administración y Comercio), avenida Rauquén, calle Bombero Garrido, camino hacia El Boldo en la avenida León Juan Luis Diez, entre otros puntos claves.

Además, el agua acumulada perjudicó el acceso a recintos público masivos, como el Terminal de Buses de Curicó y el SAR de Bombero Garrido, donde la avenida Apóstol Andrés se transformó en un río.

En tanto, los ocupantes de una camioneta vivieron un gran susto la mañana de ayer, pues casi se los llevó la corriente del estero Guaiquillo.

El vehículo quedó atrapado en el barro frente a la toma de Dragones Sur, pero finalmente fueron ayudados por personal de Emergencia del Municipio local.