Las prioridades para la nueva seremi de Transportes y Telecomunicaciones

0
1276
Gladys Sáez, la nueva seremi de Transporte, ya fijó las prioridades de su gestión: movilidad urbana-rural y prevención de accidentes.

Compromiso. Gladys Sáez Salazar también entregó más detalles del anuncio presidencial ligado al Plan de Trenes de Cercanía 30-30.

TALCA. Cuando se va a cumplir recién una semana desde que asumiera el cargo como seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Gladys Sáez Salazar estableció las prioridades para su gestión: movilidad urbana y rural, además de la prevención de accidentes. Dos grandes temas que interesan y preocupan, no solo a la autoridad de transportes, sino que también a otros actores como Carabineros y las municipalidades.
“Me voy a preocupar de que podamos llegar a los sectores rurales, a las zonas aisladas, que los empresarios puedan mejorar las condiciones de sus maquinarias, tener un diálogo con las asociaciones, un buen trabajo con los gremios y formar equipos con las personas que trabajan en la seremía”, señaló Sáez, en relación al primer gran ámbito: la movilidad urbana y rural.
“Las asociaciones gremiales de transporte público tratan de hacer lo mejor posible para entregar un buen servicio. Creo que en sectores rurales estamos al debe, se ha avanzado, pero hay lugares donde no llega el transporte seguro y con buena movilidad”, advirtió.
Y respecto de la prevención de accidentes de tránsito, sostuvo que “como región tenemos un alto índice de mortalidad (por accidentes), tenemos una región crítica, a la fecha ya llevamos 68”, y que por lo mismo, se hace necesario “hacer labor de prevención en la región, hacer un buen trabajo con Carabineros, Salud, con los alcaldes y otros actores”.
Frente a esto último, cabe recordar que hace unos días la institución policial dio a conocer que el Maule se sitúa como la segunda región del país con mayor índice de accidentabilidad. Las causas para ello están asociadas a los conductores, ya que aparecen con mayor incidencia el manejo bajo los efectos del alcohol, también el exceso de velocidad y la pérdida del control de vehículo, producto de alguna maniobra sorpresiva e inadecuada.

CONGESTIÓN
La congestión vehicular es una realidad que diariamente se repite en las ciudades más grandes, dado el rápido crecimiento del parque automotriz y el lento desarrollo de infraestructura vial. En el Maule este problema aqueja a ciudades como Talca, Curicó y Linares. “Este fenómeno de congestión se da en todos lados”, dijo la seremi, tras el aumento en promedio de un 20% de vehículos particulares, mientras que el transporte público no crece.
Por lo mismo, el desafío está en cómo concientizar a la personas para que dejen el auto particular y se suba al transporte público, o bien se organice para llevar a otros en un mismo automóvil.
Al respecto, cabe recordar que hace algunas semanas la Municipalidad de Talca y las secretarías regionales ministeriales de Transportes y Vivienda, firmaron un convenio de colaboración para avanzar con un Modelo de Movilidad Urbana Sostenible que ponga el foco en las personas, priorizando como forma de desplazamiento la caminata, luego la bicicleta, el transporte público, de carga y en último lugar, el automóvil particular.
En este sentido, se hace necesario generar las condiciones para el desplazamiento a pie, ciclovías que permitan el tránsito seguro y también una modernización y funcionamiento eficiente del transporte público.
Para Sáez resulta clave hacer un buen diseño vial que considere todos los factores y actores que inciden en el funcionamiento de un proyecto en particular o de una ciudad, en su conjunto. “Esto se está viendo con estudios de impacto en la movilidad, cada proyecto que se realiza de infraestructura se hace estudio de movilidad, como las personas se van a poder desplazar, cómo va a llegar el transporte público”, dijo.

ANUNCIO DE TRENES
La seremi también se refirió al anuncio que hiciera el Presidente de la República, Gabriel Boric, en su última cuenta pública, respecto de un aumento de servicio ferroviario interno en regiones, considerando la del Maule.
Esta iniciativa denominada Plan de Trenes de Cercanía 30-30, permitirá mejorar la conectividad entre las principales ciudades de la región.
“Va a haber cinco estaciones: Linares, San Javier, Talca, Molina y Curicó, 113 kilómetros y una proyección de pasajeros al año de 677 mil”, dijo Sáez, precisando que ello comenzará en el 2024 y que ahora será un plan de prueba. Agregó que esto también implicará un mejoramiento en la habilitación de las estaciones ferroviarias.