Tres goles en 13 minutos dejaron a Curicó Unido con las manos vacías

0
825
Curicó Unido retornó de su periplo por tierras cementeras con las manos vacías.

Anoche en el Nicolás Chahuán. Con autogol cementero y penal del “Fede” Castro, los curicanos tenían una ventaja hasta el minuto 83, aunque tres goles de Calera en 13 minutos finales decretaron una impensada derrota. Amargo tropiezo albirrojo cuando el partido parecía ganado.

LA CALERA. Cuarta fecha del torneo nacional y Curicó Unido que lamentaba la ausencia de Lara, Nadruz y Fritz por lesión, alineando desde el arranque a Merlo, Zavala y el tenino Sub 21 Nicolás Barrios. Más de 200 hinchas curicanos en las gradas en un estadio con cancha sintética que afectó el correcto acomodo de la oncena de Damián. Arbitraje de Miguel Araos.

MÁS CERCA EL LOCAL
Fuerzas parejas en el arranque del encuentro, aunque Curicó Unido incómodo, sin poder hilvanar acción ofensiva. Minuto 7 y el local comienza a avisar con Pérez que empalma de primera, incómodo casi en el punto penal y eleva su remate en la primera a fondo del partido. Un minuto después la pelota cae a los pies de Cerda, quien no se percata de la presión de Orellana quien traba el despeje del portero y la pelota casi termina con el rebote en el arco curicano. La Calera dominaba en territorio visitante y al minuto 12 otro centro al corazón del área, encuentra nuevamente a Orellana generando peligro y anticipando de primera casi en área chica y elevando en lo que pudo ser el primero del partido. El Curi sentía la presión cementera y recién a los 14’ con un tibio remate alto del canterano Barrios el equipo de Damián se aproximaba al arco defendido por el trasandino Otárola. Calera era más frente a un Curicó Unido resentido en ataque y que veía como antes de la media hora se lesionaba Coelho y debía ser reemplazado por el “Portaviones” Tobías Figueroa. Pero las ocasiones de gol seguirían en área curicana. Passerini a los 36’ aguanta el balón y remata recto abajo exigiendo a Cerda y luego un tiro cruzado de Buonanotte seguirían siendo intentos del local buscando la apertura de la cuenta. El Curi aguantaba el marcador en blanco, aunque existían destellos con la velocidad de Zavala de poder romper la línea defensiva cementera. Un cabezazo tibio y bombeado de Figueroa que cae sobre el techo del arco de Calera sería otra aproximación curicana en un primer tiempo correcto en defensa, aunque con grietas en ataque. En los 45’ Passerini enciende alarmas con un cabezazo frente a Cerda por poco ancho y el partido que se extingue en la primera parte 0-0.

AUTOGOL, PENAL Y DESCUENTO
También por lesión abandonaba en el medio tiempo ahora el centro atacante cementero, Lucas Passerini ingresando en el complemento su compatriota Sebastián Lomónaco que terminaría siendo protagonista, con el Curi atacando hacia el arco donde se ubicaban los fieles seguidores curicanos. Minuto 47 y Figueroa arremetía y casi en área chica no logra rematar a gol en un arranque con más espacios y con un Curicó Unido que celebraría a los 49’ tras centro desde la derecha de Zavala y desvío del central Freytes que descoloca al portero Otárola para con autogol clavar el 0-1 a favor del Curi y provocar el festejo de los hinchas curicanos tras el arco sur del Nicolás Chahuán. El local responde con remates altos de media distancia de Asta-Buruaga y Garrido y el equipo de Ameli que con el correr de los minutos encasilla a los curicanos en terreno propio. Minuto 62 y un mal despeje de Barrera ahora casi termina en autogol curicano, a los 64’ Pérez remata de distancia gastando los guantes de Cerda y luego Buonannote desviaría de cabeza exigiendo al máximo a Cerda que voló a su derecha para desviar el empate. Damián movería las piezas cambiando a los extremos, buscando reordenar su equipo y desahogar a sus pupilos de la presión cementera. Y los cambios darían el efecto deseado, el Curi mejoraría su rotación de balón en ofensiva y tendría el segundo en los pies de Figueroa que remata al palo a los 74’. Llegaría el segundo gol curicano a los 79’ tras penal servido por Castro, tras falta del portero Otárola sobre el mismo ingresado Federico Castro que anticipó el balón al arquero local. 0-2 arriba Curicó y el partido que tendría un electrizante final, luego de que a los 83’ con certero cabezazo de Pérez anticipando en área chica un centro de Garrido, Calera decretase el descuento. 1-2.      

MAGRO DESENLACE
Antes del descuento, Damián movería nuevamente sus piezas buscando ahora afirmar su defensa que sería bombardeada en la recta final, desarmando un mediocampo caliente para los minutos decisivos del encuentro. El local buscaba el empate y el Curi aguantar la ventaja. Sin embargo, el equipo de Damián esta vez lo sufriría sobre el final. Minuto 90 y el ingresado Juan Carlos Gaete que controla desde fuera del área y remata a colocar con Fabián Cerda un par de pasos adelantado y la pelota que se clava en el ángulo del arco curicano haciendo explotar el Nicolás Chahuán para el 2-2. Calera remontaba un 0-2 y Curicó que lamentaba no aguantar la ventaja. Se adicionaban 8’ para el final y la pelota deambulaba venenosa sobre área curicana que no pudo afirmarse tras las salidas en mediocampo de Urzúa y Sandoval en la recta final del partido. Sexto minuto de adición y el trasandino Lomónaco que recibe dentro del área, controla, aguanta y gira sacando un remate cruzado que se pega junto al palo y bate a Cerda para un impensado 3-2. Curicó no logra sumar en tierra cementera sin poder afianzar una clara ventaja sobre el final y vuelve a la ciudad con los bolsillos vacíos. Así como se festejó sobre el final frente al Audax, esta vez les trocó sufrir perdiendo 3-2, lamentando tres goles en 13 minutos y dejando escapar un 0-2. Lo que se viene para el Curi es el colista Deportes Copiapó la noche del próximo jueves 16 en el estadio La Granja.