Lamentan “falsas expectativas” que se levantaron respecto a la apertura del nuevo Hospital de Curicó

0
893
En definitiva, mientras no se obtenga la autorización sanitaria, ni se solucione el problema de carácter eléctrico que se ha presentado, la apertura o el “cambio de casa” deberá seguir esperando.

Sigue la espera para el “cambio de casa”. La presidenta de la Asociación de Enfermeras y Enfermeros del Hospital de Curicó, indicó que “echar a andar” dicho recinto, con la actual carencia “de recursos humanos” que existe, también se instala como una “gran preocupación”.

CURICÓ. En contacto con diario La Prensa, la presidenta de la Asociación de Enfermeras y Enfermeros del Hospital de Curicó, Fernanda Mora Ludueña, señaló que, según información proporcionada por el director del citado recinto asistencial, Mauro Salinas, aun no se cuenta con una “fecha probable” para concretar el “cambio” hacia las nuevas dependencias, ubicadas a un costado del sector Sol de Septiembre. Aquel dato fue proporcionado durante el desarrollo de un nuevo consejo técnico, instancia que se ha venido realizando de manera periódica desde el pasado mes de septiembre, esto a fin de poder saber “paso a paso” en qué va el proceso ligado al nuevo hospital. 

FACTORES
Respecto al nuevo edificio, se indicó la presencia de algunos “problemas eléctricos”, los cuales deberían estar subsanados a fines de mes. Junto con ello, hay “problemas de cañería y otros temas de infraestructura”, que se irán resolviendo de manera paulatina.
Cabe recordar que, a principios de noviembre, en entrevista con diario La Prensa, el director del Hospital de Curicó, Mauro Salinas, señaló que la habilitación de dicho recinto se llevaría a cabo “por etapas”, siendo la primera de ellas, la apertura del área ambulatoria. Para ello, un factor clave, para dar aquel paso, correspondía a la obtención de la respectiva “autorización sanitaria”. “Ahora no se sabe cuándo va a ser el cambio, hasta que esté eso resuelto”, recalcó la presidenta de la Asociación de Enfermeras y Enfermeros del Hospital de Curicó. 

NO HAY FECHA
En definitiva, mientras no se obtenga la autorización sanitaria, ni se solucione el problema de carácter eléctrico que se ha presentado, la apertura o el “cambio de casa” deberá seguir esperando. En otras palabras, no hay fecha oficial para ello. Sobre tal punto, la presidenta de la Asociación de Enfermeras y Enfermeros del Hospital de Curicó lamentó las “falsas expectativas” que se levantaron, lo cual generó “mucha incertidumbre” y “molestia” entre el propio personal. Acotó que claramente el cambio de hospital “se ha estado apurando por presiones políticas”.
En todo caso, Mora indicó que como gremio prefieren que el director del hospital no caiga en dicha dinámica y que simplemente reconozca que por ahora no se puede ejecutar la apertura. “Nosotros preferimos que nos digan ‘hay que resolver esto y no se sabe’, a que nos digan una fecha que no vamos a poder cumplir”, dijo. “Queremos que esto se haga de forma segura, tanto para el personal, como para los usuarios que van a asistir al hospital”, acotó. 

CARENCIA DE PERSONAL
Mora recalcó que una de las mayores preocupaciones que sigue presente, por ejemplo, desde dicho gremio, pasa por el “actual déficit de personal” con el que cuenta el Hospital de Curicó. Por lo mismo, “echar a andar” dicho recinto con la actual carencia “de recursos humanos” que existe, se instala como una “gran preocupación”. Acotó además que el cambio que se realizará en algún momento, será como una especie de “espejo” respecto a lo que actualmente se cuenta, ya que, en términos generales, “las prestaciones serán las mismas”. En otras palabras, más bien se contará con una infraestructura más cómoda, amplia y moderna “como debiera ser”. De hecho, como ejemplo, el nuevo edificio contemplará solo 16 camas más, de las que hay por estos días. “En general, las prestaciones no van a variar mucho”, dijo. Si bien está en carpeta sumar nuevos profesionales y por ende más prestaciones, aquello a la fecha, “no se ha podido concretar”. Un caso concreto de una nueva prestación, que no fue considerada en el proyecto original corresponde al angiógrafo. Por estos días, si un paciente en Curicó se infarta, necesariamente debe ser trasladado a Talca.