Sitio de Inspección fitosanitaria de Teno inició operaciones 2022-2023

0
183
La seremi de Agricultura, Ana Muñoz, la alcaldesa de la comuna de Teno, Sandra Améstica, entre otras autoridades, fueron testigos de la puesta en marcha de dicho recinto.

Autoridades verificaron su puesta en marcha. En dicho recinto se inspecciona fruta fresca con destino exclusivamente al mercado norteamericano.

TENO. El sitio de inspección fitosanitaria de Teno dio inicio a sus actividades de certificación de fruta fresca para la temporada 2022-2023. En tal contexto, diversas autoridades visitaron dicho lugar, instancia donde pudieron verificar su puesta en marcha. Caber recordar que en dicho recinto se inspecciona fruta fresca con destino exclusivamente al mercado norteamericano.
En estas instalaciones, bajo estrictas condiciones de resguardo, se revisa la fruta bajo la normativa norteamericana, lo cual se traduce en una inspección conjunta entre funcionarios SAG y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) designados en el recinto. Una vez que es aprobada la inspección fitosanitaria, la fruta queda en condiciones de ingresar directamente a Estados Unidos, puesto que esta inspección forma parte de un programa de pre embarque, lo que significa que la fruta no será revisada nuevamente en destino. Durante la visita, el jefe de sitio SAG, Alberto Flores, dio a conocer el protocolo de ingreso de fruta al recinto, el cual consta de varias etapas de revisión tanto documental como física.

LABORATORIO
Cabe destacar que en este recinto se inspeccionan especies frutales como cerezas, arándanos, manzanas, nectarines, entre otros, que van directo al mercado norteamericano.
Estas instalaciones cuentan con un laboratorio de análisis con tecnología de punta para la detección y determinación de especies que significan los principales motivos de rechazo; entre ellos los denominados “chanchitos blancos” y “burritos”, entre otras.
Este técnica permite la determinación de la especie utilizando huevos o partes del insecto en estado inmaduro que se encuentren presentes en la fruta, con lo cual se va clasificar y verificar si pertenece a alguna plaga cuarentenaria para el mercado norteamericano. “Esto facilita enormemente el proceso de inspección fitosanitaria ya que mejora el flujo de revisión de la fruta, elevando el nivel tecnológico y haciendo más competitivo el proceso de certificación fitosanitaria, permitiendo llegar al mercado norteamericano con la seguridad que este requiere”, mencionó el jefe de Sitio SAG, durante el recorrido por las instalaciones del laboratorio.