Más de 100 mil personas han sido transportadas en los buses eléctricos

0
397

TALCA. Luego de un año y medio de haberse implementado esta iniciativa, más de 100 mil personas han sido transportadas en los buses eléctricos municipales en cada uno de los ocho recorridos establecidos, los que además contemplan acercamiento desde los diferentes sectores de la ciudad hasta los principales puntos de servicios esenciales, como consultorios, farmacias, CREA, Hospital Regional, Plaza de Armas, entre otros.

En enero del año 2021, la Municipalidad de Talca puso en marcha uno de los proyectos pioneros a nivel nacional, con un fuerte componente social y también medioambiental. Se trata del sistema de transporte gratuito para adultos mayores y personas en condición de discapacidad, compuesto por una flota de ocho buses eléctricos adquiridos exclusivamente para estos efectos, con una inversión de alrededor de 800 millones de pesos, aportados por privados a través de la Ley de Donaciones.

TRANSPORTE GRATUITO

El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, calificó como “una gran noticia” el cumplimiento de más de 100 mil personas transportadas, en este sistema de transportes gratuito para los adultos mayores y para personas en situación de discapacidad. 

“Creo que, al comienzo, producto de la pandemia, el confinamiento era casi mayoritario para nuestros adultos mayores y eso hacía que nuestros buses no estuvieran con la ocupación que nosotros queríamos, pero de a poco se han ido acostumbrando e informando mejor y se le está dando el uso para lo que fueron adquiridos. Creemos que esta es una gran ayuda para nuestros adultos mayores y también para nuestros vecinos en situación de discapacidad”, manifestó el jefe comunal.

La iniciativa fue parte de una agenda social que desarrolló la Municipalidad de Talca, luego del denominado “estallido social”. 

En Talca habitan más de 37 mil adultos mayores y más de 12 mil personas con algún grado de discapacidad. Los ocho buses cuentan con rampas de acceso, espacios reservados para sillas de ruedas y asientos preferenciales, además de las respectivas señalizaciones de accesibilidad universal. Incluso, los conductores recibieron una capacitación especial.

Junto a ello, se implementó una electrolinera en el sector nororiente de la ciudad, para la recarga de estos buses de una forma sustentable.