Habitantes de Talca y Curicó tienen calidad de vida urbana medio-alta según estudio de CCHC

0
399
De acuerdo al estudio, los habitantes de Talca y Curicó tienen la mejor calidad de vida a nivel regional.

Realidad. En tanto Maule, Linares, Constitución, San Javier y Molina, fueron consideradas comunas con un nivel de calidad de vida bajo.

TALCA. En la Región del Maule solo dos comunas fueron calificadas con un nivel de calidad de vida urbana medio alto, de acuerdo al Índice de Calidad de Vida Urbana 2021, elaborado por el Núcleo de Investigación sobre Gobernanza y Ordenamiento Territorial del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) y la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), que este año analizó a 99 comunas del país con más de 50.000 habitantes, lo que representa alrededor del 79% de la población en Chile.

Este fue el caso de Talca, comuna que destacó principalmente en sus dimensiones de Conectividad y Movilidad, Vivienda y Entorno, y Curicó, la que también obtuvo un nivel de calidad de vida urbana medio alto, destacando sus condiciones Laborales y Socio Culturales.

Por su parte, Maule, Linares, Constitución, San Javier y Molina, fueron consideradas comunas con un nivel de calidad de vida bajo, teniendo múltiples desafíos en las distintas variables referidas a las seis dimensiones que considera el estudio. 

Asimismo, el estudio evidenció este año que aquellas comunas que presentaron un nivel de calidad de vida alto o medio alto, mostraron una menor dependencia al fondo común municipal. Este es el caso de la capital regional, la cual posee menos del 40% de dependencia a dicho instrumento, caso opuesto a lo que ocurre en Maule, cuya dependencia se eleva sobre el 55%, lo que está correlacionado con su nivel de calidad de vida urbana bajo.

ANÁLISIS

Arturo Orellana, coordinador del equipo de trabajo, explicó que lo anterior “tiene que ver con que en la medida que las comunas tienen baja inversión privada, significa que existe menos poder de recaudación de patentes comerciales o permisos de edificación, entre otros. Asimismo, si un porcentaje importante de las viviendas no paga contribuciones merma también las posibilidades de financiamiento municipal y por lo tanto se hace más proclive a tener mayor financiamiento vía fondo común municipal. (…) Por lo tanto, si uno quiere disminuir la dependencia al fondo común municipal, debiera promover la inversión pública para que atraiga la inversión privada, como mejoramiento en temas de seguridad, espacios públicos, veredas y servicios de forma que, de alguna manera, se haga atractivo invertir en esas comunas en proyectos de desarrollo inmobiliario o de otro tipo, para poder tener una mejor recaudación en los municipios”.

TALCA Y MAULE

Otro de los aspectos destacados en el Índice de este año fue que la zona Talca-Maule se presenta como una conurbación de más de 250 mil habitantes, lo que potencialmente la convierte en un área metropolitana, dejando a la capital regional su condición de ciudad intermedia.

En este contexto, el académico destacó que “la conurbación entre Talca y Maule debe estar generando un proceso de metropolización en ciernes y que, probablemente, agregue otras comunas como San Rafel, Pelarco y probablemente también San Clemente.  Éste es un fenómeno típico en el que la capital regional está concentrando el desarrollo y la inversión y finalmente, las comunas colindantes se transforman en espacios más residenciales de propagación de proyectos de urbanización, pero solamente residenciales, carentes de infraestructura y servicios y eso claramente repercute”.

A lo que agregó “es por eso que me parece que es urgente tener una planificación a escala metropolitana, más prospectiva para que distribuya de buena manera también los recursos de inversión pública, porque probablemente también comunas como Maule tienen escaso presupuesto municipal y finalmente son solo destinos residenciales. (…) Probablemente con la nueva ley 21.074 los gobernadores y gobernadoras tienen la posibilidad de liderar el direccionamiento de las áreas metropolitanas, de acuerdo a la ley, en materia de transporte, medio ambiente y planificación y particularmente en este énfasis está la idea de distribuir de mejor manera los recurso, particularmente para atraer la inversión privada”.

CALIDAD DE VIDA

Por su parte, Patricio Ponce, presidente de la Comisión Ciudad y Territorio de la CChC Talca, señaló que “queremos ayudar a que las ciudades ofrezcan una mejor calidad de vida a todos sus habitantes. El Índice es un aporte en este sentido ya que, por ejemplo, puede orientar políticas públicas y el uso de recursos públicos y privados”.   

Concluyó que “para avanzar en la calidad de vida de las ciudades, las autoridades y los distintos actores públicos, privados y comunales debemos observar la región como un gran sistema colaborativo en términos productivos y de prestación de servicios, donde el rol articulador de la Gobernadora es fundamental, para alcanzar más rápidamente un desarrollo sostenible para todos los habitantes del Maule”.