En Los Vilos detienen a último involucrado en asesinato de carabinero en retiro

0
381
En este lugar de la Alameda Manso de Velasco ocurrió el crimen del carabinero en retiro.

Permanecía prófugo. No hay que olvidar que a los pocos días del crimen fueron aprehendidos los otros dos acusados por este hecho de sangre que ocurrió en la Alameda curicana, todos de nacionalidad extranjera.

CURICÓ. En la ciudad de Los Vilos fue detenido el ciudadano venezolano que estaba prófugo de la justicia y que participó en el homicidio del otrora sargento de la policía uniformada Aldo Gallegos Fernández, de 56 años, quien fue atacado por tres individuos al defender a unas mujeres en el sector del Óvalo de la Alameda Manso de Velasco de Curicó, el pasado sábado 28 de mayo.
El aprehendido fue identificado como Ken Hammer Roa Tesara, de 31 años, quien estuvo cerca de tres semanas eludiendo a la policía. Incluso, era buscado por la Interpol, pues se pensaba que podría haber huido al exterior. En nuestro país estaba de manera irregular y con orden de expulsión vigente.
Los detalles del procedimiento serán entregados hoy domingo, en un punto de prensa que hará la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI Curicó, la cual realizó un trabajo silencioso, pero muy efectivo en este caso.

OTROS ACUSADOS
No hay que olvidar que a los pocos días de la muerte del excarabinero, fueron aprehendidos los otros dos acusados por este hecho de sangre. Se trata de un ciudadano colombiano y otro venezolano, ambos de 24 años, quienes quedaron en prisión preventiva por ser considerados un peligro para la seguridad de la sociedad. La medida cautelar se extenderá por tres meses y la investigación es por el delito de homicidio calificado.
En esa ocasión, el jefe de la BH, subprefecto Juan Reyes, recordó que los sujetos estaban de manera irregular en Chile. “Ingresaron por pasos fronterizos no habilitados, no tienen antecedentes policiales en nuestro país y se realizan las coordinaciones con la Interpol, para saber los antecedentes que registran en sus países”, indicó.
Se estableció que la muerte del expolicía obedeció a una herida cortante en la región cervical y, producto de la gravedad, su deceso se produjo en plena calle debido a una anemia.