Expertos proyectan heladas de hasta -7°C durante este invierno

0
962
Aseguran que desde el punto de vista del agricultor en importante incorporar tecnología para combatir las heladas.

De la Universidad de Talca. Estiman que las heladas producidas por masas de aire polar seguirán afectando a la zona central de Chile y a su producción agrícola.

TALCA/CURICÓ. Expertos de la Universidad de Talca adelantaron que es probable que el fenómeno de heladas pueda repetirse durante los meses de junio, julio e incluso en agosto y septiembre de este año.

“Es esperable que durante estos meses lleguen a la zona centro-sur nuevas masas de aire polar, considerando que julio es el mes más frío para la zona central de Chile, por lo que las temperaturas podrían bajar hasta los -7°C, por periodos de más de 12 horas continuas”, proyectó el profesor Patricio González del Centro de Investigación y Trasferencia en Riego y Agroclimatología (CITRA) de la UTalca.

Por esta razón, el especialista precisó que se deben tomar las precauciones necesarias, tanto para las hortalizas como en los invernaderos, que, por lo general no soportan temperaturas inferiores a -3°C. 

González indicó que, a esta problemática, se puede sumar el fenómeno denominado “heladas tardías”, que significa que, incluso durante septiembre se produzca esta disminución en las temperaturas, que podrían variar entre 0 y -1°C, con una duración de hasta tres horas. 

Debido a esto, el académico de la Facultad de Ciencias Agrarias, Roberto Jara, precisó que, el llamado es a que los productores de los sectores frutícolas y vitivinícolas estén preparados.  “Durante agosto y septiembre, los primeros viñedos están en floración, lo mismo que los árboles frutales, por lo que heladas -aunque sean de 0°C- podrían dañar las puntas verdes, y eventualmente generar un perjuicio a la proyección exportable de la próxima temporada”, indicó.   

PERÍODO DE SEQUÍA

El profesor Patricio González recordó que, durante periodos de sequías, como la que atraviesa Chile, las heladas suelen manifestarse con mayor crudeza. “Durante años normales, los espacios aéreos los ocupan los sistemas frontales por una semana, pero en años de sequía, esos espacios los llenan las masas de aire polar que se originan en la Antártica”, precisó.

“Otra característica de las heladas de este año es que han sido extraordinariamente más largas, pues parten a eso de las 7 de la tarde y duran hasta la madrugada del otro día. Son más de 15 horas bajo cero, lo que obviamente ningún cultivo puede soportar”, advirtió. 

AUMENTO DE PRECIOS

Los expertos proyectaron alzas de precios en las hortalizas de invierno, debido a estos fenómenos. “Las heladas que tuvimos, inusuales para el mes de mayo, y que alcanzaron en algunos sectores hasta -5°C, afectaron fundamentalmente a las hortalizas, las cuales sufrieron el congelamiento de las células y su posterior deshidratación”, sostuvo.

“Los primeros afectados por las heladas son los pequeños productores, que hacen una gran inversión y que pertenecen al segmento de la Agricultura Familiar Campesina”, explicó el agroclimatólogo.

El profesor Roberto Jara coincidió en el diagnóstico. “Las heladas constituyen un riesgo de pérdida de cultivos para los productores, en especial para los pequeños agricultores, que son por lo general quienes tienen menos tecnología para combatir su efecto”, manifestó.

El especialista de la UTalca agregó que, si bien este fenómeno puede producir incrementos en los precios al consumidor, lo que más afecta al valor final de los alimentos en Chile, es el costo del transporte, “el que este año se ve afectado por el precio internacional de los combustibles y la guerra en Ucrania, que impulsa la tendencia alcista”, señaló.

Por último, Jara destacó que las heladas también traen consigo una oportunidad de mejoría en los procesos productivos.  “Desde el punto de vista del agricultor, para combatir las heladas es importante la incorporación de tecnologías, así como seguir las recomendaciones de los asesores técnicos, o intentar con cultivos realizados en invernaderos”, puntualizó.