Invitan a jornada de adopción de mascotas en Mall Curicó

0
335

Tenencia responsable. La actividad se realizará hoy, domingo 12 de junio, entre las 12:00 y las 18:00 horas.

CURICÓ. Durante esta jornada se realizará una nueva actividad de adopción de gatitos y perritos en el Mall Curicó y en la ocasión, el foco está puesto en buscar la tenencia responsable, cariñosa y comprometida.

La veterinaria Natalia Aburto, comentó que los adoptantes de mascotas deben “preguntarse el por qué quiero tener una mascota y cuál es la mejor para mi estilo de vida, porque no todos los animales tienen los mismos requerimientos. Es un compromiso que no es pasajero, hay que cuestionarse si tendré tiempo, espacio, dedicación y situación económica”.

PACIENCIA

Al momento de adoptar una mascota, hay que tener presente que no es igual llevarse al hogar un cachorro que un gato o perro adulto. “Con los animales ya crecidos hay ciertas ventajas, y es que no se parte de cero en la educación, ya conocemos su tamaño definitivo y tienen mejor sistema inmune”, señaló Natalia Aburto.

Sin embargo, no hay que pensar que la tenencia será más fácil, pues hay que acompañarlos mientras se acostumbran a su nuevo hogar. “No sabemos lo que el animal pasó antes de ser adoptado. Hay que generar rutinas para comer, dormir y pasear. Tener un cerco seguro. Lo crucial es el cariño y paciencia para generar un lazo de amor y confianza”, añadió la veterinaria.

CUIDADOS

Una vez que el nuevo integrante ha llegado al hogar, es necesario llevarlo al veterinario para conocer su calendario de vacunación, desparasitación y generar refuerzos. “Además podemos evaluar alguna patología previa y comenzar a tratarla y agendar la castración o esterilización”, dijo Aburto. Los cachorros necesitan más visitas al veterinario por la frecuencia de vacunación. Las mascotas adultas deben ir a control cada seis meses.

Es importante tomar en cuenta que el animalito adoptado puede asustarse o comportarse de manera violenta en el nuevo hogar. La veterinaria señala que “lo principal es considerar que pudieron sufrir maltrato en el tiempo que vivieron en la calle, por lo cual pueden comportarse nerviosos. Es importante recalcar que son cuadros aislados. Lo fundamental es tener paciencia, dejar que reconozcan sus nuevos espacios y nunca castigarlos, pues cuando pase el estrés es el momento de educarlos en su nuevo hogar”.