Seremi de Vivienda: “Esta emergencia habitacional nos exige liderazgos fuertes, participativos, llenos de energía y creatividad”

0
394
Rodrigo Hernández: “Hemos definido el acceso a la vivienda digna y adecuada como un derecho social y no el tratar de cumplir un sueño, ni menos un regalo”.

Rodrigo Hernández. “Creemos que la gestión debe ser eficiente e intersectorial, logrando acortar los tiempos de espera de las familias que, en varios casos, superan los 10 años”, dijo.

TALCA. Con un poco más de un mes al frente de la seremi de Vivienda, Rodrigo Hernández (34 años de profesión abogado), asume que han sido días de intenso trabajo y numerosas reuniones, ello, en razón de que “siendo muy claros y sin esconder nada, tenemos problemas que nos exigen trabajar con rigor, realismo y certezas, validando nuestros equipos, continuar de la mano con el Serviu y generando un amplio diálogo social con dirigentes que nacen desde los territorios, además de actores del sector privado, autoridades comunales, provinciales, regionales, sectoriales del nivel central, sociedad civil, universidades y parlamentarios. El Gobierno del Presidente Boric reconoce que estamos viviendo un déficit habitacional, en nuestra opinión el más grande de los últimos años, y por eso todas y todos estamos convocados a sacar adelante esta emergencia habitacional, que consiste en construir 260 mil viviendas a nivel país en estos cuatro años y como región del orden de los 15 mil nuevos hogares”, reflexiona con diario La Prensa. “Esta emergencia habitacional nos exige liderazgos fuertes, participativos, llenos de energía y creatividad”, acotó.

FÓRMULAS
Para el titular de la cartera habitacional en el Maule, a la hora de planificar y definir el plan de acción hay algunas situaciones o aristas que son elementales, poniendo énfasis que en el último Gobierno hubo desigualdad territorial en el Maule, con una inversión marcada por ideología política.
“Lo primero, es que estamos en presencia de un Gobierno que tiene el menor presupuesto desde que se recuperó la democracia que heredamos del gobierno anterior -el 2023 será el primero de esta administración- a lo que se suma el alza de precio de materiales, de terrenos, las altas expectativas sociales y la postura que como Gobierno hemos tomado de definir el acceso a la vivienda digna y adecuada como un derecho social y no el tratar de cumplir un sueño, ni menos un regalo”.
Con las cartas sobre la mesa, Hernández, sostiene que “bajo este escenario, creemos que la gestión debe ser eficiente e intersectorial, logrando acortar los tiempos de espera de las familias que en varios casos superan los 10 años y aumentar los porcentajes de transformar un subsidio asignado en una obra entregada. Ya hemos sostenido reuniones con la gobernadora regional y sus equipos encontrando una muy buena acogida, además de la articulación virtuosa que estamos generando con otros actores. Buscamos formas creativas de encontrar financiamientos locales para la adquisición y habilitación de terrenos, además de aprovechar las facultades de la nueva Ley ISU, que nos otorga el poder de consolidar un verdadero banco de suelo público. Todas y todos estamos llamados a enfrentar esta crisis habitacional y tengo la certeza que este círculo virtuoso, nos llevará a cumplir los objetivos trazados y mandatados por el ministro Carlos Montes y la subsecretaria Tatiana Rojas”, dice Hernández.
Agrega que, “pese a que el foco es vivienda, seguimos trabajando distintas iniciativas, tales como los parques, vialidad, espacios públicos, pavimentos, recuperación de barrios, condominios, aplicando seguimiento, monitoreo y priorizando a la hora de diseñar, para que así se cumplan los plazos establecidos y no obras interminables”.

DESARROLLO URBANO
Para el nuevo seremi del Minvu Maule, es clave alcanzar la diversificación en las soluciones habitacionales. “Hay que construir más, pero de forma integrada. Nuestro objetivo es dinamizar la oferta de viviendas de calidad, conectándolas con espacios públicos y servicios de calidad, que reduzcan los traslados y por lógica haya protección del medioambiente. El actual escenario de muchas ciudades de la región, nos obliga a transformar la manera de hacer las cosas y quiero adelantar que estamos cerca de dar un paso vital, como es la creación del Consejo Regional de Desarrollo Urbano que no existe en el Maule y que será la organización que nos marcará la ruta a seguir y de cómo hacer las cosas de manera correcta y con representantes de gremios, reparticiones públicas, académicas y de la sociedad civil. El urbanismo no solo nos demanda ciudades más lindas, sino que preparadas para acogernos con sentido de inclusión”.

PARTICIPACIÓN
“La participación ciudadana que desarrollan las organizaciones civiles, sociales y comunitarias, es algo fundamental para nuestra gestión. Le hemos transmitido todo nuestro reconocimiento porque lo hacen desde la sociedad civil, en forma gratuita y con mucho compromiso. Están absolutamente validados para que levanten las alertas desde los territorios y su participación sea más protagónica que simbólica o normativa. También nos hemos comprometido a entregar toda la información y de manera transparente para que sepan en que estamos y hacia donde nos movemos. La participación no solo es un derecho, es también una herramienta de gestión”, dice el seremi Rodrigo Hernández.