Alertan por asalto a clínica veterinaria: sujetos se llevaron frascos de ketamina

0
449

Clínica veterinaria “Vet Zoone”. Premunidos con armas de fuego, un grupo de tres jóvenes perpetró el hecho, durante la tarde del lunes recién pasado. La ketamina está siendo muy “apetecida”, ya que mezclada con cocaína genera la “droga de moda”: hablamos del tusi.  

CURICÓ. Tras hacerse pasar por clientes, un grupo de tres jóvenes perpetró un asalto a mano armada a una clínica veterinaria ubicada en la calle San José de Curicó. El hecho ocurrió durante la tarde del lunes pasado, a eso de las 16:00 horas, cuando premunidos con armas de fuego, intimidaron a los trabajadores de la clínica veterinaria “Vet Zoone”. 

En contacto con diario La Prensa, el propietario de dicho recinto, Raúl Loyola, relató los complejos momentos que debió enfrentar. 

“Lo que principalmente ellos querían era la ketamina, que es un anestésico que utilizamos para las cirugías de los animales, el cual mal usado es una droga potente y está muy de moda ahora, porque lo mezclan con cocaína y hacen tusi. Eran jóvenes entre 22 a 24 años, más no tenían. Desenfundaron las armas, nos apuntaron al pecho, a la cabeza, muy violentos, exigiendo que les entregáramos la ketamina, mientras uno de ellos nos iba sacando pertenencias como teléfonos y dinero. Se llevaron casi medio litro de ketamina, unos cinco frascos”, dijo. 

La denuncia quedó en manos de Carabineros, quienes ya están llevando a cabo las diligencias del caso para dar con el paradero de los autores.   

TENDENCIA

Por desgracia, no se trata del “más reciente” hecho delictual del que fue víctima dicho espacio. Loyola, quien es de profesión médico veterinario, contó que el pasado 22 de marzo, un grupo indeterminado de sujetos perpetró, en aquel caso, un millonario robo en dicha clínica, el que ocurrió durante la noche. 

Por lo mismo, rompieron una reja y forzaron la chapa de una de las puertas. A mayor abundamiento, Raúl Loyola nos cuenta que, desde marzo del año en curso, varias han sido las clínicas veterinarias que se han sufrido millonarios robos (al menos otras cuatro), lo que por desgracia está marcando una negativa tendencia. 

“Al parecer no seré el último, por así decirlo. La verdad que estamos como en tierra de nadie. No se está salvando ningún sector de la delincuencia en Curicó. La comunidad médico veterinaria está muy preocupada, porque nosotros somos en su mayoría profesionales propietarios de nuestros lugares de trabajo, que nos ha costado mucho. Por lo mismo, para que, en dos minutos, lleguen y te roben, da mucha impotencia. Se trata de tipos muy violentos, que quizás en otras circunstancias, en una mala jugada, hasta te pueden quitar la vida”, recalca. 

RECETA VISADA

Si bien la ketamina no es una droga “tan cara”, el poder “conseguirla” es lo más complejo. “Los laboratorios la venden con receta visada y retenida, donde uno como profesional se tiene que inscribir para que le puedan hacer un talonario y la ketamina que te venden en un frasco viene rotulado para ti. Entonces es un difícil de conseguir, por ejemplo, en el mercado negro. Somos nosotros quienes la solicitamos y a quienes la venden por venta prácticamente directa”, recalcó.

SEGURIDAD

Por último, Loyola reconoció que, tras el asalto, quienes trabajan con él están bastante afectados, con un evidente daño sicológico. Por lo mismo, la clínica permanecerá cerrada, mientras no disponga de las mínimas medidas de seguridad.