Carabineros hizo posible el sueño de joven curicano

0
534
Mucha buena onda y alegría marcó el especial encuentro.

Anhelo. Desde muy pequeño, Jesús Maturana ansiaba ser parte de las filas de la institución.

CURICÓ. El protagonista de esta historia es Jesús Maturana, de 24 años, quien siempre quiso formar parte de la policía uniformada.
Tras conocer ese sueño, el prefecto de Carabineros de Curicó, coronel Óscar Muñoz Vásquez, organizó, en el marco del Día Mundial del Síndrome de Down, una especial jornada al interior de la repartición, donde junto a una unidad de formación, motoristas, funcionarios del Modelo de Integración de Carabineros Comunidad (MICC), guías caninos y personal de la Primera Comisaría, llevaron a cabo un emotivo encuentro
Fue así que el invitado especial llegó a la Prefectura acompañado por su padre, sin imaginar todas las sorpresas preparadas para su visita, donde los ejemplares caninos lo deleitaron con sus habilidades, motoristas y conductores enseñaron parte de las condiciones de los vehículos policiales, fue parte de las instrucciones y participó activamente de la unidad de formación.
El joven, pese a presentar dificultades para comunicarse de forma verbal, sorprendió a los funcionarios presentes, ya que demostró gran conocimiento y admiración por el trabajo que realizan, agradeciendo en reiteradas oportunidades por el recibimiento y esmero en hacer posible su sueño.

Jesús se dio el lujo de viajar en motocicleta.

EMPATÍA
El prefecto de la repartición se mostró muy satisfecho con la actividad social realizada en la unidad. “Hoy llevo mis medias cambiadas, de distinto color, ya que es un símbolo elegido por el Día Mundial del Síndrome de Down, porque tienen una forma similar a la de los cromosomas que los caracteriza” enfatizó.
La autoridad policial agregó que “una niña británica viralizó la práctica de utilizar medias de colores diferentes, gracias a un video publicado en redes sociales. La pequeña, con Síndrome de Down, solicitó a todos usar medias de colores diferentes en cada pie y, a partir de ese momento, quienes conocemos o viven con alguien con este síndrome, nos ponemos una media diferente en cada pie”.

La interacción con los canes policiales fue muy celebrada por Jesús.