Encuentran cuerpo sin vida en cercanías de Reserva Nacional Radal Siete Tazas

0
385

Peritajes. SML determinará la causa de la muerte y establecer si su identidad corresponde o no, a la persona sobre quien existe una denuncia por presunta desgracia desde noviembre pasado, quien fue visto por última vez, precisamente, en la mencionada zona. 

RÍO CLARO. El pasado fin de semana (específicamente, durante la jornada del sábado), en el sector rural Santa Brígida, en una quebrada de al menos 30 metros de profundidad, lugareños detectaron la presencia de un cuerpo ya sin vida, de sexo masculino, dando de inmediato aviso a Carabineros. En tal contexto, por instrucción del Ministerio Público, detectives de la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones (PDI) de Talca se trasladó al lugar, ubicado en las cercanías de la Reserva Nacional Radal Siete Tazas. Junto con ello, personal del GOPE de Carabineros también se hizo presente, cumpliendo un rol clave a la hora de poder “retirar” el cuerpo del aludido acantilado, tratándose de un lugar “de muy difícil acceso”. 

AUTOPSIA
Según lo dado a conocer en el propio lugar el jefe de la BH de la PDI de Talca, Marcelo Pérez, tras ser examinado de manera externa, el cuerpo ya inerte, no mantenía lesiones visibles que dieran a entender la participación de terceros en su deceso.
Independiente a ello, el cadáver fue trasladado al Servicio Médico Legal (SML), donde, a través de un examen tanatológico, se determinará la causa de la muerte y establecer si su identidad corresponde o no, a la persona sobre quien, desde principios del mes de noviembre del año pasado, existe una denuncia por presunta desgracia. Hablamos de Ricardo Rebolledo Gajardo, de 33 años, quien fue visto por última vez, precisamente, en la mencionada zona, la noche del sábado 6 de noviembre. El trabajador agrícola se había traslado al citado sector desde Talca hasta un camping, a fin de participar en una celebración de un cumpleaños.  

BAJO INVESTIGACIÓN
El jefe de la BH de la PDI de Talca recalcó que, entre otros puntos, se debe establecer si el daño externo y las lesiones que presenta el cuerpo coinciden o no con una caída en altura. “La investigación aún no termina, está en proceso de desarrollo”, recalcó en el lugar.