Informe inicial evidencia que el Palacio Avilés quedó inhabitable

0
592

Sugiere mantener el acordonamiento de seguridad hasta que los propietarios realicen las reparaciones y/o las demoliciones parciales pertinentes.

CURICÓ. La Dirección de Obras de la Municipalidad de Curicó emitió un informe de evaluación de daños ocasionados por el incendio al Palacio Avilés, ubicado en la intersección de las calles Prat y Peña. Este da cuenta de que el siniestro afectó el 100% de la estructura de la techumbre, también al piso y la totalidad de las divisiones interiores del segundo nivel con sus respectivas terminaciones.

El alcalde (s) de Curicó, David Muñoz, sostuvo que si bien la inspección por parte de los profesionales de la DOM se realizó desde el exterior del edificio, ya que Bomberos este miércoles aún realizaba labores de amague del incendio y también, que el perímetro exterior se encontraba acordonado por personal de Carabineros y Seguridad Pública, no se detectó visualmente variaciones en sus verticalidades, ni grietas de muros que pudieran comprometer la estabilidad de dichos parámetros.

“En parte, este es un informe parcial porque como han estado todavía trabajando tanto el día de ayer Bomberos producto de algunos amagos de incendio que podían provocarse o amagos por el incendio de la noche anterior, todavía no había autorización para entrar al edificio y es un informe más de prevención donde nuestros equipos técnicos de Obras sugieren que sigan los resguardos con las vallas papales, con las medidas de mitigación que no permitan que gente camine por ese sector porque es un edificio que hoy día está inhabilitado, con la probabilidad de riesgo de derrumbe”, dijo. 

Se estima que, por la gravedad de los deterioros en el segundo nivel, también las terminaciones y elementos estructurales del primer piso resultaron comprometidas, ya sea por el propio efecto del incendio o por el amague del mismo.

Respecto a las cornisas y protecciones hídricas de los muros perimetrales por calle Prat y Peña, éstas presentan deterioros que pudieran provocar desprendimientos por sobre la vía pública, por lo que como dijo el alcalde (s) David Muñoz, se sugiere mantener acordonado todo el perímetro de la edificación, al menos hasta el eje de dichas vías. 

NO HAY PELIGRO DE DERRUMBE

Asimismo, el director de Obras, Thelmo Mora, explicó que en este minuto el edificio no amenaza un peligro inminente de derrumbe por sí solo. 

“Lo que ocurre allí es que, en la ausencia de haberse perdido con los entramados horizontales que tenía, y algunos elementos de la techumbre, eso conforma un todo en cuanto a la parte estructural del edificio, así que independiente de que si los muros no están colapsados, lo que no se puede comprobar hasta que no se haga un examen más exhaustivo de laboratorio por ejemplo, pero aunque estuvieran bien, la ausencia de estos elementos horizontales hace que el edificio pierda la estabilidad y que por lo tanto, ante un sismo por ejemplo podría ocurrir que efectivamente se produzcan desprendimientos o derrumbes parciales o totales del segundo piso”. 

NUEVOS ESTUDIOS

La próxima semana podría haber un nuevo informe más detallado de los daños estructurales del edificio, toda vez que los profesionales puedan ingresar a este.

“Nosotros esperamos que la próxima semana tengamos un informe mucho más acabado donde nos permita ingresar junto a nuestro asesor urbanista que de alguna manera en conjunto (a la DOM) puedan evaluar con mayor profundidad en qué condiciones está este edificio, que a priori está con peligro e inhabilitado completamente”, afirmó Muñoz.

INFORME DE BOMBEROS

El informe de Bomberos de Curicó, emitido por su comandante Luciano Moraga, señala que para extinguir el fuego que afectaba al inmueble, “en todo momento tratamos de no debilitar las murallas del frontis por el peligro de derrumbe y posibilidad de accidente del personal que participaba en las tareas de extinción”.

Debido a la alta carga de fuego al interior del edificio, Bomberos debió extremar recursos para controlar y extinguir, pero el dado el compromiso que tiene la institución con las estructuras arquitectónicas, museos y entidades que cautelan la propiedad pública y privada, enfocaron su accionar en tratar de salvar el frontis del edificio, que -de acuerdo con Moraga- “es lo único original que encontramos, ya que toda la estructura interna había sido modificada para lograr más espacio que sirviera de tienda y bodega, lo que explica la alta carga de material inflamable en el interior”.

Posteriormente, Bomberos adoptó algunas medidas de seguridad para evitar que colapsara la estructura, la que resistió de buena forma el accionar del fuego y posteriormente el agua.

RECOMENDACIONES 

Desde el municipio hicieron un llamado a la comunidad a tomar las debidas precauciones al momento de transitar por el sector.

“Llamar a la comunidad a que no transite por ese lugar, sobre todo la gente que camina después de la hora de comercio, hay vallas papales, hay cinta de peligro, pero durante la tarde noche a lo mejor la gente quiere ver el lugar, a lo mejor más de alguno quiera entrar al edificio y obviamente evitar todo ese riesgo porque puede generar un grave peligro para la vida de las personas”, indicó David Muñoz.

POSIBLE DEMOLICIÓN

Cabe destacar que, de no mediar un informe que respalde la estabilidad estructural del edificio, se entenderá que su estado estructural se mantiene y su condición de inhabitabilidad también.