Personal de la SIAT de Carabineros realizó fiscalización en sector de Isla de Marchant

0
475

Trabajo conjunto. En el operativo participó, además, personal de Senda para detectar a conductores bajo los efectos del alcohol o las drogas.

CURICÓ. Un masivo trabajo preventivo se realizó a la altura del kilómetro 4,5 de la ruta J-60 con el propósito de evitar la ocurrencia de accidentes de tránsito, realizar un trabajo educativo y brindar mayor seguridad a los habitantes de los alrededores.

En el lugar estuvieron presentes efectivos de la Sección de Investigación en Accidentes de Tránsito (SIAT) de Talca, personal de la Primera Comisaría de Curicó y funcionarios de Senda, quienes dialogaron y entregaron recomendaciones a los conductores.

Los controles vehiculares se concretaron tras una reunión entre Carabineros con la representante de la junta de vecinos del sector Isla de Marchant a raíz de la preocupación por el incremento de accidentes de tránsito, muchos de ellos con consecuencias graves y fatales.

En el operativo se realizaron 129 controles y fiscalizaciones con equipos detectores de alcohol y drogas, los que permitieron la detención de dos sujetos en estado de ebriedad, uno por conducir bajo la influencia del alcohol y otro por desplazarse bajo el efecto de estupefacientes ilícitos.

BALANCE

El jefe de la SIAT de Talca, capitán Diego Brante, señaló que están trabajando para y con la comunidad. “Es muy positivo que las personas demuestren su inseguridad por determinados riesgos. En este caso, previamente nos reunimos con la dirigente de la junta de vecinos, quien nos manifestó su preocupación e inseguridad por las condiciones de la ruta, lo que nos permitió reunirnos con personal de Senda y realizar este trabajo masivo y reforzado”, dijo.

La autoridad policial agregó que “son masivos los sectores en las distintas rutas y arterias, donde las complejidades en los desplazamientos se enfatizan, por distintos factores, pueden ser climáticos, geográficos, visibilidad, estructura vial, en fin, pueden ser muchos más, pero lo que marca la diferencia es la precaución de los conductores, respetar las limitaciones que establece la Ley de Tránsito, conducir a la defensiva y en las condiciones físicas recomendables para no ser víctima ni victimario de una colisión con diversas consecuencias”.