El escenario actual de Curicó Unido

0
843
Curicó Unido juega en la cancha y también en sus determinaciones institucionales.

Opinión. El club curicano ha crecido y a diario cobija a más de 200 deportistas en distintas categorías. El enfoque central pareciera ser la permanencia del plantel profesional en Primera División, aunque existen muchas otras series que igualmente requieren unión y atención. A nivel corporativo se vienen elecciones de directorio y próximamente se conocerán los proyectos para el Curicó Unido de mañana.

CURICÓ. Domingo 19 de septiembre de 2021 y la realidad es diametralmente opuesta a lo que sucedía en los albores de Curicó Unido en la década del 70, en el brillar de los 80, en la oscura década de Tercera en los 90, en el renacer de inicios del 2000 o en la intermitencia de la década pasada. Este 2021 Curicó Unido se encuentra en un momento que ya quisieran muchos clubes del fútbol chileno: militando en Primera División, con un técnico y jugadores de casa siendo protagonistas, con billetera aún gorda en el banco y siendo una institución donde sus asociados siguen cumpliendo un rol preponderante en las decisiones trascendentales del club. Como Corporación, Curicó Unido es regido por las determinaciones de su asamblea de socios y por el actuar de su directorio, los que entrarán en tierra derecha de cara al futuro del club.   

EN LA CANCHA

Deportivamente, el plantel profesional debe asegurar la permanencia en la máxima división del fútbol chileno. Seguir en Primera es vital para el desarrollo institucional y tras cinco años consecutivos en la mayor categoría, pese a este 2021 deambular mayoritaria y consecutivamente en zona de descenso directo, la opción matemática y futbolística es más esperanzadora que pesimista para las 13 fechas que restan por jugar.

En el fútbol formativo Curicó Unido compite en el torneo ANFP en las categorías Sub-21 y Sub-18, esperando los infantiles también volver a defender por otras ciudades el escudo albirrojo y permanecen atentos al anuncio del regreso de la ANFP.

La rama femenina volverá a la competencia oficial en octubre y el gran desafío de las curicanas será regresar a la Primera del fútbol damas, pues se milita en la Primera B femenina y tras un largo receso y fuga de futbolistas a otros clubes, la reestructuración es necesaria para volver a figurar a nivel nacional donde incluso se llegó a ser campeones nacionales en 2013.

Otra rama de los albirrojos es el Futsal, que este año hará su estreno en la ciudad luego de años siendo representados por un club capitalino como el Nueva Basilea de Puente Alto. Esta vez el atrevimiento tuvo el apoyo de la Corporación de Deportes de Curicó y de la mano de un apasionado técnico como Mauricio Benavente, el equipo se armó con varios exfutbolistas profesionales y cadetes del mismo Curicó Unido. El Curi Futsal igualmente está en la B del torneo ANFP y la gran tarea será el ascenso.

A nivel local también, se iniciará un trabajo con las escuelas de fútbol para captación de jugadores y el excampeón del 2008, Bibencio Servín llevará las riendas del proyecto.

En distintas series por variados objetivos, el Curi sigue en movimiento con más de 200 deportistas entrenando a diario y buscando metas específicas, aunque igualmente debiese existir una base de lineamientos comunes en torno al escudo.

ELECCIONES

Institucionalmente, además de una necesaria revisión, redacción y acomodo a las políticas deportivas e institucionales del club como muchos socios lo han manifestado, la corporación ya inició su proceso eleccionario para definir quienes serán los nombres que guiarán los destinos de la institución por los próximos años. Ya se conformó el Tricel y próximamente los socios y equipos de trabajo interesados, deberán levantar sus proyectos corporativos para entrar en las elecciones a realizarse antes de fin de año.

Los ahorros monetarios siguen aún gruesos en las cuentas bancarias con cerca de 1.500 millones de pesos a favor y ya varias voces hablan de invertir en infraestructura parte de esos dineros. Terreno disponible existe en Santa Cristina para la construcción de una ‘Casa Albirroja’ para albergar y cuidar a los jóvenes futbolistas que no son de casa, mientras otros apuntan a comprar una casa en la ciudad que se transforme en un punto cercano del club con la gente en Curicó, más allá de trabajar alejados en Santa Cristina.

Decisiones serán varias las que deberá tomar el nuevo directorio de Curicó Unido, cuyas propuestas de un grupo u otro interesado, ya en las próximas semanas debiesen ver la luz.