Cruz Roja Chilena filial Curicó cumple 101 años

0
303

Principios. Muchos voluntarios entregan parte de su tiempo, para ayudar al que lo necesita o al que sufre, en tiempos de paz, desastres o conflictos bélicos.

CURICÓ. Hoy martes 10 de agosto, la Cruz Roja Chilena filial Curicó, cumple 101 años de vida y trabajo.

El 10 de agosto de 1920, se crea en la ciudad de Curicó la organización ciudadana llamada Cruz Roja de Mujeres de Curicó. La señora del intendente de la época, doña Josefina Mackenna de Balmaceda, fue la encargada de formar esta organización, que se materializó luego de un fervoroso llamado. Más de 100 voluntarias llenaron los primeros registros. Todo esto producto de las movilizaciones hacia el norte del país, ordenadas por el supremo gobierno.

Los primeros pasos fueron difíciles, de no contar con la valiosa colaboración de algunos médicos de aquellos años, por lo mismo se recuerda con cariño a los doctores Alberto Osorio, Eleuterio Contreras, o Víctor Barriga, quienes voluntariamente prestaron servicios a la institución y a la comunidad, no siendo suficiente los medios ni los recursos, a los pocos años entra en receso.

En 1927 por iniciativa y apoyo del Rotary Club de la ciudad, se reabren las puertas que estuvieron cerradas por dos años, para continuar con su labor humanitaria y recién el 7 de diciembre de 1929 el Comité Central de la Cruz Roja Chilena, reconoce a la Asociación Curicó. Desde ese entonces con empuje, voluntad y ánimo infatigable década tras décadas, se trabaja para lograr nuestra misión.

Hoy día, fieles a sus principios, con un alto valor humano, con un gran espíritu de servicios, muchos voluntarios entregan parte de su tiempo para ayudar al que lo necesita o al que sufre, en tiempos de paz, desastres o conflictos bélicos. Mejorando día a día con los recursos tecnológicos vigentes, un buen servicio de mejoramiento, a la altura de las circunstancias actuales les permite cumplir con su legado.

AYUDA A LA COMUNIDAD

En el transcurso del periodo de pandemia del Covid-19, las voluntarias y voluntarios han seguido trabajando para la comunidad y para quien lo necesite, es por ello que han realizado entrega de cajas de mercadería a diferentes familias vulnerables, Kit de limpiezas, sanitación en calles, paraderos, casas de personas contagiadas, entre otras.

También han ido en ayuda de familias que han sido afectadas por incendios y por supuesto, no se han dejado de lado los enfermos postrados, en aportes en pañales y mercadería; ropero solidario que desde años se puso en marcha, entrega de cloro en diferentes instituciones, prestar apoyo en elecciones. Además se han realizado operativos de salud en sectores rurales con médicos, dentistas, podólogas, curaciones, inyecciones, peluqueros.

En este nuevo aniversario, saludamos con mucho cariño a todos quienes son parte de esta centenaria institución.