Primos grimalt acceden a octavos de Final en el vóleibol playa olímpico

0
270

En Tokio. La dupla chilena superó el repechaje y accedió a la ronda de los 16 mejores del torneo.

JAPÓN. Los primos Marco y Esteban Grimalt lograron meterse en los octavos de final del vóleibol playa de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al vencer ayer sábado en dos sets al equipo suizo de Adrian Heirich y Mirco Gerson en el duelo de repechaje.

En una sólida presentación frente al binomio número 16 de la clasificación mundial, los nacionales consiguieron alzarse victoriosos con parciales de 21-17 y 21-18.

Desde el arranque del encuentro que los chilenos se mostraron sueltos sobre la arena, imponiendo condiciones además con dos bloqueos que vinieron de parte de Marco Grimalt. De ahí en más, aseguraron la ventaja con cuatro puntos a favor.

Similar fue lo que se vivió en el segundo parcial. Si bien los helvéticos pusieron mayor resistencia, no fue mayor preocupación para una dupla criolla que cerró con categoría el resultado final.

Gracias a esta victoria, los primos Grimalt logran una clasificación histórica, puesto que nunca antes una dupla chilena de vóleibol playa había estado en la ronda de los 16 mejores en unos Juegos Olímpicos.

El rival de los chilenos en la instancia de octavos será una de las duplas de la delegación rusa, en el Shiokaze Park.

MENTALIZADOS

Luego de conseguir una histórica clasificación a los octavos de final del vóleibol olímpico a costa de Suiza, la dupla chilena de los primos Marco y Esteban Grimalt se mostraron optimistas, y apuntaron al apoyo que han recibido como un impulso importante en este certamen.

En diálogo con la transmisión oficial, ambos deportistas se mostraron agradecidos, señalando que “el día que terminaron los Juegos Olímpicos de Río nos mentalizamos en lo que estamos viviendo hoy en Tokio. Ahora tenemos a un país detrás de nosotros, empujándonos para seguir adelante”.

“Nos encontramos en una edad muy madura en el deporte. Eso hace que la experiencia ganada en estos 10 años jugando juntos, nos haga sentir mejor dentro de la cancha”, añadió Marco.

Por su parte, Esteban evaluó positivamente lo realizado ante los suizos. “Todo lo que planificamos dio resultado. Presionar hasta el final. Estamos súper felices. Fuimos a buscar al más alto del rival, para darle presión. Pudimos moverlo, sacarlo de su posición y eso lo había llegar más incómodo”.

“Ahora necesitamos crear situaciones para tomar el control del partido. Hemos jugado contra ellos. Hemos ganado, hemos perdido, pero sabemos que le podemos ganar a cualquier equipo”, adelantó respecto al cruce que tendrán contra la delegación rusa, su próximo obstáculo en la ronda de los 16 mejores de la competición.