Durante el 2020 se realizaron un 60% menos de mamografías

0
488

El año pasado se evidenciaron casi 2.000 decesos a causa de esta enfermedad. Desde la Promesa Avon para ganarle al Cáncer de Mama, explican la importancia de una mamografía al año después de los 40 años y estar alerta a los cambios físicos de las mamas, ya que, detectado precozmente, sin el compromiso de ganglios, tiene una sobrevida de más del 95%.

SANTIAGO. La detección temprana de las enfermedades es vital para iniciar un tratamiento y el Cáncer de Mama no es la excepción, por eso preocupa la cifra que entrega Globocan (Observatorio Global de Cáncer en español) respecto a la situación de esta enfermedad oncológica en 2020, señalando que en Chille fallecen 4 mujeres cada día.

Por otro lado, producto de la pandemia, el año pasado se realizaron un 60% menos de mamografías comparado con 2019.

Desde Fundación Avon, que tiene entre sus causas concientizar sobre la detección temprana del Cáncer de Mama, temen que este panorama se siga repitiendo durante el 2021 por lo que hacen un llamado a prestar importancia a los controles mamarios.

Ana Inés Álvarez, directora ejecutiva de Fundación Avon, concuerda que estas cifras se pueden explicar cómo efectos colaterales del Covid-19 e indica que “es necesario que las mujeres sobre los 40 años y aquellas que tienen antecedentes de Cáncer de Mama acudan a realizarse la mamografía. No postergar la realización indicada por él/la doctor/a es vital para detectar tempranamente la enfermedad y aumentar el porcentaje de curabilidad”, precisó.

A pesar de que las cifras de exámenes preventivos bajaron durante 2020, de todas formas, se detectaron 5.331 casos en Chile durante el año pasado. Además, según la Asociación Médica Británica, mientras más temprano se detecte la enfermedad disminuye el riesgo de mortalidad de un/a paciente. Por ejemplo, en el caso de las 4 semanas el riesgo es entre un 6 y 8% frente a las 12 semanas donde el riesgo aumenta un 26%.

“Los controles médicos en pacientes de alto riesgo o de seguimiento por Cáncer de Mama son esenciales y, por ende, están exceptuados de las restricciones que se han adoptado para contener la pandemia, como la fase 1. Sin embargo, las personas que no presenten síntomas ni sean de alto riesgo, lo mejor es que hagan sus exámenes de rutina al comenzar la fase 2”, explica Ana Álvarez de Fundación Avon.

¿CÓMO Y CUÁNDO HACER UNA MAMOGRAFÍA?

Desde Fundación Avon explican que lo ideal es hacerse el examen una vez al año después de los 40 años siempre y cuando la persona no presenta antecedentes familiares de Cáncer de Mama, además efectuarse regularmente el autoexamen de mama y visitar periódicamente al profesional de la salud.

El actual sistema de salud cuenta en la Atención Primaria con matronas y médicos que realizan el examen de mama como parte del control general de pacientes mayores de edad. Asimismo, el sistema de salud cubre la realización de la mamografía para personas de entre 50 y 69 años, cada 3 años.

También hay que estar alerta a los cambios en mamas y pezones, por ejemplo, si hay cambios en la forma o tamaño inflamación, hinchazones, bulto o durezas en mama o axila. Otro síntoma preocupante es la salida de líquidos por el pezón cambios en la forma o posición, además de irritaciones o sarpullidos en la piel

“A veces creemos que los cambios que se experimentan pueden ser normales, pero en el caso del Cáncer de Mama hay que estar alerta, no hay que esperar hasta que la enfermedad afecte el estado general para tratarla”, concluye Ana Inés Álvarez de Fundación Avon.