Instalan reductores de velocidad tras violentos accidentes en Curicó

0
806
Suman y siguen los reductores de velocidad en sectores de Curicó.

Directora Verónica Caputo. Aseguró que no es lo ideal, pero han tenido que ejecutar estos trabajos, pues muchos conductores transitan a exceso de velocidad y no respetan la señalética.

CURICÓ. Primero fue el que se instaló en O’Higgins frente al Mall Curicó; siguieron dos en avenida Circunvalación, entre avenida León Juan Luis Diez (El Boldo) y calle Piloto Marcelo Oxilia; y ahora es el reductor de velocidad que la Dirección de Tránsito del municipio curicano instaló en calle Calama al llegar a Andacollo. Lo mismo pasó hace ya un tiempo en calle Chacabuco al llegar a Estado, situación que cambió tras la instalación de un semáforo.

La razón de instalar estos reductores de velocidad tuvieron una origen común: violentos accidentes que se produjeron por manejo descuidado, exceso de velocidad o no respetar la señalética de Tránsito… en algunos casos, todas las anteriores.

La directora de Tránsito, Verónica Caputo, explicó a diario La Prensa que han tenido que trabajar en la instalación de estos elementos en diferentes puntos de la comuna y principalmente, en las vías más conflictivas producto de los accidentes que han ocurrido.

“Instalamos en avenida O’Higgins, porque los autos terminaban en la Clínica San Patricio, en la curva. Ahí nosotros tenemos instaladas señales de velocidad máxima de 30 kilómetros por hora, pero la verdad es que la gente no respeta y circulan a exceso de velocidad”, dijo Verónica Caputo.

En cuanto a los reductores de velocidad instalados en avenida Circunvalación al llegar a la calle Los Cantaritos, explicó que pese a que en el lugar existen lomos de toro de asfalto, de igual manera se producían accidentes; además hacía falta para que conductores pudieran virar hacia Los Cantaritos. “En ese lugar también hay un disco Pare y un Ceda el Paso que no se respetan mucho. Por último, instalamos en calle Calama, después del accidente que todos conocemos”, agregó.

Verónica Caputo dijo además que para esa intersección en particular, han solicitado la autorización a la Seremi de Transportes para instalar un semáforo, pero aún no han tenido respuesta. “Vamos a repetir el tema. Se lo reiteré al seremi de Transportes (Carlos Palacios) y me dijo que no, pero parece que ahora le dará una vuelta, irá al lugar y nosotros vamos a presentar toda la documentación (nuevamente) para instalar un semáforo en esa intersección”.

NO ES LO IDEAL

La directora de Tránsito manifestó que “es lamentable que tengamos que masificar esto, pero es por la falta de educación vial que tiene la gente. No es lo ideal. Nosotros no deberíamos tener estos recursos tan masificados en la ciudad, sino que en algunos lugares muy conflictivos que se justifican, pero la verdad es que en las poblaciones, en las villas, son los mismos vecinos los que circulan a exceso de velocidad. Hay que empezar a vivir en comunidad y a respetar al entorno, porque de eso se trata vivir en comunidad, que todos nos ayudemos, nos respetemos y nos protejamos unos con otros”.