El técnico y su análisis al momento actual del Curi

0
277

Reacción. “Yo creo que el equipo no jugó mal”, “Lo que queda es el resultado, el no ganar”, “Este es el camino, golpe tras golpe esto nos tiene que fortalecer” y “Todo tiene un límite, pero soy yo el que debo darme cuenta cuándo es ese punto, ese límite para decir hasta acá llegué”, fueron algunas frases del DT tras la caída por la cuenta mínima el pasado viernes frente a La Calera.

 

Curicó. Han pasado 11 fechas de la Primera División y Curicó Unido solo ganó en la primera fecha. Luego solo empates y derrotas, lamentando un pobre 20% de rendimiento y en cada salida fuera de casa, una derrota. Cinco partidos jugados como visitante y cinco derrotas a cuestas, la última el pasado viernes en La Calera. Seis puntos de 30 posibles es el actual registro de este Curicó Unido de Martín Palermo, quien confía en su trabajo, aunque reconoce que todo tiene un límite: “Soy un convencido de que esta es la manera, este es el camino y si estuviéramos en un camino equivocado tendría que ser más autocrítico y reconocerlo, pero hay que sacar la bronca, el enojo, los lamentos y pensar en el partido con la Universidad de Chile, que las derrotas sirvan para tomar ese envión, ese impulso y seguir creyendo en este plantel, pero todo tiene un tiempo y un límite, pero soy yo el que debo darme cuenta de cuándo es ese punto, ese límite para decir hasta acá llegué”, reconoció el DT.

 

EL CAMINO

“Yo creo que el equipo no jugó mal, nos generamos muchísimas situaciones de gol, propusimos la búsqueda de los tres puntos, no fuimos eficaces, en lo estadístico tuvimos varias ocasiones, pero yo no veo que estuvimos mal, el resultado final marca, pero buscamos por todas las vías, por fuera, con superioridad, el rival supo sostener ese gol que encontraron, en el segundo tiempo no nos inquietaron y nos está faltando esa eficacia en los últimos metros, el arquero sacó pelotas casi en la línea, estamos cercanos a conseguir los puntos de esta manera, más que con lo que venía mostrando anteriormente el equipo”, agregó respecto a la derrota frente a La Calera, donde señaló que sus jugadores lamentaron notablemente el nuevo traspié: “Lo que queda es el resultado, el no ganar y hay que aguantar el golpe tras golpe, una y otra derrota, pero no me queda otra que seguir trabajando y seguir confiando en lo que demuestran los jugadores, verlos entregarse, entrar con lágrimas en los ojos al camarín por todo lo que intentaron hacer, hubo grandes esfuerzos individuales y colectivos”.

 

LO QUE VIENE

“Mi situación es seguir trabajando día a día, no puedo planificar a fin de año, esto es pensar al próximo partido, sería una equivocación mía pensar en diciembre, estamos buscando cómo salir de esta situación, si al equipo se le tiene que pedir más, eso es convertir las ocasiones que se generaron, pero el equipo estuvo sólido en todas las líneas, ellos (La Calera) nos llegaron una vez y nos convirtieron y hay que trabajar eso. Nos faltó mejor terminar la jugada, las situaciones de peligro las tuvimos, por eso creo que este es el camino, golpe tras golpe esto nos tiene que fortalecer, las derrotas son para seguir reflexionando, estamos pasando por una racha negativa sin tener esa pequeña suerte que a veces se necesita, y eso se busca trabajando”, reconoció el cada vez más criticado Martín Palermo, quien agregó que ahora “Hay que fortalecer lo mental, la propuesta de juego hay que pulirla y lo mental hay que trabajarlo para poder conseguir lo que tanto nos está costando”. Y aquello es ganar, algo que los curicanos no logran desde el 27 de marzo, hace ya lejanos casi cuatro meses.