Formulan llamado para sostener servicio que ofrece hospedería del Hogar de Cristo

0
204

Escenario de “incertidumbre”. La pandemia ha obligado a que muchos desistan de brindar el apoyo que “en tiempos normales” prestaban, por ejemplo, en donaciones de especies o de dinero, lo que ha mermado los ingresos destinados a su mantención y funcionamiento. 

CURICÓ. A pesar de las adversidades y del escenario de “incertidumbre” que ha venido de la mano con la vigente pandemia por el Covid-19, la Hospedería de Hombres del Hogar de Cristo de Curicó, ubicada en el sector surponiente, ha continuado brindando un servicio enfocado a personas en situación de calle. 

Un equipo de diario La Prensa se trasladó hasta tales dependencias, reuniéndose con la jefa de operación social territorial en el Maule Norte del Hogar de Cristo, Marcela Ramírez Albornoz. 

Respecto a la Hospedería de Hombres, la emergencia sanitaria obligó a realizar una serie de modificaciones, por ejemplo, en el modelo de atención: si bien antes se trataba de un servicio “vespertino”, ahora está la posibilidad de poder permanecer en dicho lugar “durante todo el día”, aunque con una capacidad máxima de tan solo 20 personas (lo que permite garantizar la denominada “distancia social”). 

Poder mantener dicho modelo, que además implica un gasto mayor, será resorte de que existan los recursos necesarios. Se trata de un sistema que demanda exigencias que en su momento “no estaban planificadas”. 

Por desgracia, la pandemia ha obligado a que muchos desistan de brindar el apoyo que “en tiempos normales” prestaban, por ejemplo, en donaciones de especies o de dinero, lo que ha mermado los ingresos. 

“Muchos de los recursos que teníamos, tuvimos que destinarlos a suplir todo lo que significa la pandemia. Contratar reemplazos, adquirir los elementos de protección personal, que en un comienzo eran mucho más caros y difíciles de conseguir que hoy en día, además prestar una serie de servicios 24/7”, señala de entrada Ramírez. 

CIFRAS EN EL MAULE

De acuerdo al Registro Social de Hogares, la comuna de Curicó detenta la cifra más alta de personas en situación de la calle de la región: 815, de las cuales 366 corresponden a la capital provincial del Maule norte. 

Por desgracia, producto de la pandemia, se ha generado “más cesantía”, tornando aún más compleja la posibilidad de que tales personas puedan acceder a fuentes de ingreso “estables”, lo que los sitúa en una posición incluso de “mayor vulnerabilidad” frente al virus. Se trata de personas que presentan patologías asociadas a la condición de haber vivido en la calle. 

“Si ellos estuvieran en la calle durante el día, probablemente al contagiarse no resistirían como el resto de las personas”, subraya Ramírez. 

A través de un trabajo mancomunado, quienes acceden a la Hospedería de Hombres del Hogar de Cristo pueden aspirar a tener un “proyecto de vida”, que apunte a una “reinserción” en la sociedad.  

“No solamente es responsabilidad de nosotros el poder resolver y generar la inclusión de personas en situación de calle y de todas las temáticas sociales que nosotros abordamos de exclusión, sino que también es un trabajo mancomunado”, acota. 

ACTUAL ESCENARIO

La merma en el aporte voluntario por lógica se ha traducido en menores recaudaciones. Lo mismo sucede con las donaciones en especies: también se han visto disminuidas. Muchos de los particulares que realizaban un aporte voluntario, también se han visto afectados por la pandemia, por lo que han optado por destinar tales recursos a necesidades “personales”. “Las recaudadoras tampoco han podido salir, porque estamos en contexto de pandemia”, dijo Ramírez. Independiente a aquello, muchas personas de igual forma continúan vinculados al hogar, sin pausar su entrega de donaciones. Para ellos, recalcó Ramírez, solo hay palabras “de agradecimiento”. 

Por su parte, para quienes todavía no están en conocimiento del servicio que allí se presta, la jefa de operación social territorial en el Maule Norte del Hogar de Cristo, profundizó respecto a las opciones que se presentan, de cara a brindar una mano, “lo que es muy importante para nosotros”, dijo. Especies, ropa (lavada y sellada), alimentos y artículos de aseo pueden ser entregados en las propias dependencias de la hospedería, ubicada en la avenida Trapiche #1214. 

“Ayudar en todo lo que nos pueda dar un margen de ahorro, que nos permita destinar esos recursos a otro tipo de servicios, como el recurso humano o el trabajo de profesionales. Ya que eso sí o sí nosotros tenemos que solventarlo”, dijo. 

Respecto a donaciones de dinero, que, por ejemplo, puedan sostenerse en el tiempo, como lo presencial es más limitado, está disponible un teléfono, que brinda una orientación en tal materia. Se trata del número +56-9-71090473. Quienes no puedan hacer una donación monetaria, también se indicó pueden aportar a través del voluntariado. 

Respecto a la comuna de Curicó, junto a la Hospedería de Hombres, la Fundación Hogar de Cristo también brinda otros servicios, por ejemplo, destinados a personas de la Tercera Edad, además de un programa ambulatorio que atiende a personas mayores de 18 años con algún grado de discapacidad mental.