Recalcan que red asistencial de la región seguirá “tensionada”

0
224

Complejo escenario por pandemia. El alza de pacientes portadores del Covid-19, ha venido de la mano con casos donde los protagonistas corresponden a personas de rango etario menor al promedio que se presentaba hace tan solo algunos meses atrás.

CURICÓ. Otra compleja semana es la que se avizora respecto a la capacidad de respuesta que tendrá la red asistencial de nuestra región, bajo el actual contexto ligado a la vigente pandemia del Covid-19. Durante la jornada de ayer domingo, el director del Servicio de Salud del Maule (SSM), Luis Jaime, recorrió los principales hospitales del Maule, reuniéndose con las correspondientes planas directivas. A raíz del citado escenario, el doctor Luis Jaime adelantó que, si bien durante la semana en curso se habilitarán más camas al sistema, que vienen de la mano con “soluciones de tipo respiratorias”, de igual forma la aludida red asistencial debería permanecer “tensionada”. El alza de pacientes portadores del Covid-19, ha venido de la mano con casos donde los protagonistas corresponden a personas de rango etario menor al que se presentaba hasta hace tan solo algunos meses atrás. Son ellos quienes están ocupando las camas disponibles (tanto de cuidados intermedios como de cuidados intensivos), “por una mayor cantidad de días”. El propio Jaime subrayó que, como los jóvenes “tienen una mayor movilidad”, están -por ende- más expuestos a contagiarse de Coronavirus. Además, se trata de un grupo que todavía no recibe ninguna dosis de la respectiva vacuna.

DINÁMICO ESCENARIO
A pesar de las cifras que por estas jornadas se presentan, por ejemplo, en Curicó, con más de 130 personas hospitalizadas por Covid-19, el director del SSM descartó que el sistema que se encarga de brindar atención a tales pacientes “se encuentre colapsado”, recordando que se trata de una red que opera “en línea”. La idea, dijo, es no verse “en la disyuntiva de la última cama”, escenario que a la fecha “no se ha presentado”. Lo concreto es que se han derivado pacientes para “aflojar” la citada tensión, traslados que, por lo general, tienen como destino ciudades como Santiago, Concepción e incluso, Punta Arenas. En tal punto, recordó que el año pasado, por el contrario, el Maule acogió a 42 pacientes críticos con Covid-19, mientras que, en lo que va del presente año, dicha cifra ya alcanza las 27 personas. Se trata, por lo tanto, de un escenario que es “dinámico”, es decir, que va cambiando “minuto a minuto”, lo cual está siendo permanentemente monitoreado. Si bien de cara a escenarios “aún más complejos”, existen “varias alternativas”, el propio director del SSM reconoció que, por cierto, tales opciones “no son infinitas”.

DESGASTE
Luis Jaime también tuvo palabras para reconocer el trabajo brindado por cientos de profesionales ligados al ámbito de la salud, reconociendo el desgaste que en ellos ha generado la pandemia. “Efectivamente, nuestro personal está cansado, nuestro personal está agotado, pero por eso vengo yo a saludarlos, vengo a instarlos a que hagamos un último esfuerzo por nuestros usuarios, pero además estamos allegando personal nuevo, personal de apoyo a las personas que son más especializadas en la atención, liberándolos a ellos de esas labores y que se dediquen a hacer atención directa a los pacientes”, dijo.

NO ES OPCIÓN
Por último, el director del Servicio de Salud del Maule (SSM) descartó la posibilidad de “adelantar” la entrega del que será el nuevo hospital para la provincia cabecera norte del Maule, recordando que se trata de una obra que está “retrasada”. “No es posible, porque se requiere hacer una serie de pruebas (…) Nosotros ya evaluamos esa situación hace ya bastante tiempo (…) Para poder funcionar, un hospital es un todo. No es un hotel o un edificio corriente. Hay que ver redes de oxígeno, redes de gases clínicos, la disponibilidad de insumos básicos, de agua potable, todo eso tiene que ser probado”, subrayó.